Cinco oficiales de policía de Dallas han fallecido y seis han resultado heridos por unos hombres armados durante las protestas contra los disparos de los hombres negros fallecidos esta semana a manos de la policía.

Tres personas han sido detenidas y un hombre que se estaba enfrentando a la policía se disparó a sí mismo falleciendo en ese momento, así lo han informado los medios de comunicación estadounidenses.

El tiroteo estalló casi a las 21:00 hora local del jueves en #Estados Unidos, cuando los manifestantes iniciaron su marcha por la ciudad. Las protestas se han producido después de que esta semana murieran dos hombres afroamericanos en manos de la policía, Philando Castile en Minnesota y Alton Sterling en Louisiana.

El ataque de Dallas marca el día más mortífero para los agentes de la ley de Estados Unidos desde los ataques del 11 de Septiembre de 2001.

Anuncios
Anuncios

El presidente Barack Obama estaba de visita en Polonia durante estas muertes. Ha dicho que era un ataque vicioso y despreciable calculado en la aplicación de la ley. Y además ha añadido que la ciudad de Dallas está de luto y la comunidad de policías de Estados Unidos siente esa pérdida en su núcleo.

El jefe de policía de Dallas, David Brown, ha informado que se cree que los sospechosos han estado trabajando juntos, utilizando rifles para llevar a cabo los ataques mientras la concentración se estaba acabando.

Dos francotiradores habían disparado desde sus posiciones, hiriendo a uno de los agentes en la parte posterior. “Creemos que estos sospechosos fueron posicionados de forma triangular y planeando para herir y matar a tantos agentes como pudiesen”, dice Brown.

Los oficiales rodearon a un sospechoso en un aparcamiento cerca del Centro College, el hombre finalmente disparó a los oficiales.

Anuncios

Brown dice que el sospechoso dijo a los negociadores que estaba llegando el final y que él iba a atacar a más oficiales y tenía bombas por todo el lugar.

Los medios de comunicación estadounidenses han informado de que el hombre ha fallecido debido a una bala autoinfligida y finalmente ha terminado la disputa.