Han estallado nuevos combates en el sur de Sudán entre las fuerzas leales al presidente y vicepresidente. Un reportero de la capital ha explicado que ha habido disparos y explosiones grandes, que se podían escuchar por toda la ciudad.

Según indican los informes, han fallecido ya más de 200 personas en estos enfrentamientos desde el viernes. El último episodio de violencia se produjo horas después de que el Consejo de Seguridad de la #ONU pidiese a las facciones de guerra que detuviesen inmediatamente dichos combates.

En una declaración unánime, el Consejo condenó la violencia en los términos más enérgicos y expresó su sorpresa e indignación ante los ataques a las sedes de la ONU.

Anuncios
Anuncios

También llamó a las fuerzas de la paz adicionales que se enviarán al sur de Sudán.

Dos soldados de la paz de la ONU han fallecido y otras fuerzas de la paz han resultado heridas, así como un número elevado de civiles ha sido atrapado por el fuego cruzado. La última ronda de violencia estalló cuando las tropas leales al presidente, Salva Kiir, y el primer vicepresidente, Riek Machar, comenzaron a dispararse el uno al otro por las calles de Juba.

A pesar de que hubo un acuerdo de paz el año pasado para poner fin al conflicto, ambas partes conservan sus capacidades militares y han seguido acusándose mutuamente. Shantal Persaud, portavoz de la ONU en Juba, explicó que los combates de los últimos días habían provocado que cientos de personas se desplazasen para refugiarse en las instalaciones de la ONU.

También explicó que ambos líderes fueron los responsables de la aplicación de acuerdo de paz el año pasado, que incluía un alto al fuego permanente y el despliegue de fuerzas lejos de Juba.

Anuncios

El ministro de Información, Michael Makuei, informó que la situación de la ciudad estaba bajo control y que los civiles que habían huido ya podían regresar a sus hogares.

Por el contrario, Col William Gatjiath, dijo que era mentira y que había habido al menos 10 horas de enfrentamientos este domingo. “La situación en el sur de Sudán es incontrolable debido a que Salva Kiir y sus seguidores no están dispuestos a seguir el acuerdo de paz”, dijo.