El mundo miraba con ojos espectantes y un tanto preocupados la situación que había estallado en Turquía la noche del 15 al 16 de julio de 2016. Los militares habían salido a las calles turcas tomando como rehén al Jefe del Estado Mayor y paseando los tanques por los principales puntos. Las alarmas aumentaron cuando se sucedieron diferentes bombardeos en lugares como el Parlamento turco.

Las fuerzas gubernamentales han conseguido aplacar el golpe de Estado iniciado por los militares turcos, pero muchas dudas sobrevuelan aún sobre las verdaderas causas del levantamiento. ¿Quién está detrás del intento fallido de la toma del poder por parte de los militares de Turquía?

El líder de la República turca Erdogan señala directamente a Fethullah Gülen, un religioso islámico que defiende el diálogo entre religiones frente al secularismo de alto grado implantado en Turquía.

Anuncios
Anuncios

Seguidor del sufismo, ha fundado diversas escuelas y universidades donde promueve la igualdad de género y la ciencia. Gülen es visto por recelo por el gobierno turco por destapar varios casos de corrupción que salpican directamente a los altos cargos del gobierno de Erdogan.

Según el gobierno de Turquía, Gülen promueve el nacionalismo para derrocar al gobierno actual. El religioso, al ser perseguido por las fuerzas gubernamentales turcas, decidió autoexiliarse a Pennsylvania, donde vive en la actualidad, bajo el amparo de los #Estados Unidos. Y es aquí donde aparece el país norteamericano, dominador del mundo desde que colapsó la URSS en 1991.

El gobierno turco de Erdogan ha asegurado , gracias a los servicios de inteligencia, la participación de Gülen en el levantamiento militar. Además, según afirma 20 minutos, han dicho que Estados Unidos estaba al corriente de la posibilidad de un golpe militar en Turquía por culpa de la ideas de este religioso.

Anuncios

Aun así, Estados Unidos y Obama siempre han defendido a este personaje considerado como "non grato" por Erdogan. ¿Podría ser ésta la ocasión de acabar con el fuerte secularismo implantado en la Turquía actual?

Estados Unidos tiene gran presencia militar en Turquía desde tiempos de la Guerra Fría, donde colaboran con los militares turcos. Prueba de esa presencia es la base aérea de Incirlik entre otras. Es un lugar estratétigo, ya que es una salida al mar Mediterráneo y controla de cerca los movimientos de Rusia, país que a día de hoy sigue siendo un rival a tener en cuenta.

A Estados Unidos no le interesa la entrada de Turquía en la Unión Europea, ya que quieren una Europa débil que no pueda competir con el poder del país norteamericano. Un golpe de Estado que pusiera en entredicho la democracia en este país y evitar la entrada en Europa de un país que se convertiría en potencia europea serían motivos más que loables para los intereseses estadounidenses.

No hay que olvidar que Estados Unidos apoya a los kurdos en su defensa contra el Estado Islámico.

Anuncios

Estas ayudas han sido criticadas en varias ocasiones por Erdogan, que considera a los kurdos como un grupo terrorista que amenaza constamente a Turquía al reclamar la independencia y cuyo líder está condenado a cadena perpetua.  #Crisis #Terrorismo