La Segunda Enmienda de la Constitución de los #Estados Unidos dice que todos los ciudadanos estadounidenses tienen derecho a comprar y usar un arma de fuego para su defensa.  Fue aprobada en diciembre de 1791 y la misma otorga la facilidad a una persona de Estados Unidos de poder comprar y poseer un arma de fuego, cumpliendo con algunos requisitos de fácil acceso. Si tienes 21 años, licencia de conducir y no tienes antecedentes penales puedes comprar un arma de fuego.

Según cifras estadísticas, más de 30.000 muertos resultan por armas de fuego en el país, datos que son de verdad alarmantes. Estados Unidos es el país que presenta un mayor número de muertes a causa de tiroteos,  y aunque los vendedores de  armas alegan que las compras no tienen nada que ver con los asesinatos, el número de víctimas inocentes por armas de fuego sigue en aumento.

Anuncios
Anuncios

El portar un arma y usarla se ha vuelto tan normal en el país que las personas tienden a ser insensibles ante un crimen o una vida que se perdió por el uso indebido de una arma de fuego.

La peor matanza ocurrida en este año ocurrió el pasado 12 de junio en un Club de Orlando, Florida, donde un hombre armado entró y comenzó a disparar  fríamente a todos,  matando a 50 jóvenes e hiriendo a varios.

A menos de un mes, otro tiroteo se registró en el centro de Dallas, en medio de una manifestación del movimiento “Black Lives Matter”, 5 policías fueron asesinados y 7 quedaron heridos.

El presidente Barak #Obama durante su gobierno ha querido controlar el uso de armas de fuego en el país. En un discurso cargado de emoción el mandatario estadounidense no resistió las lágrimas cuando recordó la matanza de la escuela primaria de Sandy Hook, Newtown, donde 20 niños y 6 adultos fueron asesinados en un incidente con arma de fuego.

Anuncios

“Cada vez que pienso en esos niños me da rabia”, expresó el presidente Obama, mientras la voz se le quebraba.

Aunque Barak Obama es el presidente del país más poderoso del mundo, no le corresponde  solo a él tomar la decisión de permitir o no el porte de armas en los Estados Unidos. #Derechos Humanos