El clima político social que atraviesa #Estados Unidos podría haber sido el desencadenante del resurgimiento de las Panteras Negras, sin embargo, hace 12 años que trabajan en silencio. Hace apenas unos días se dijo que las nuevas Panteras negras, desde el lunes cuando comience la Convención Nacional Republicana en Ohio, marcharán armados. Sin embargo, desde Twitter su presidente lo desmintió. La cita puede ser crucial si Donald Trump fuese declarado candidato presidencial. Prevén más de 50 mil personas en Cleveland, ciudad anfitriona de la reunión.

Que Trump logre la candidatura para un grupo antirracista como las Panteras Negras y bajo la influencia de los hechos acontecidos la semana pasada en Dallas, podría suscitar más de un episodio violento.

Anuncios
Anuncios

La ciudad, que cuenta con cerca de 1.200 policías ha pedido refuerzo y colaboración y ya se han destinado mas efectivos más para esos días.

Los servicios secretos han previsto al Quicken Loans Arena, sede de la convención hasta el 21 de julio, de medidas especiales como un perímetro de acercamiento. El portavoz del partido Panteras Negras habría manifestado que, como la ley del estado de Ohio lo permite, portarán armas para protegerse. El riesgo de un enfrentamiento no solo involucra a este movimiento con la decisión final de la convención, probablemente otros grupos armados se manifiesten allí la semana entrante.

Un poco de historia

Partido Pantera Negra de Autodefensa fue su nombre original, allá por 1966 cuando se creó. Sin embargo, el mundo los llamó los Panteras Negras y tuvo aliados y detractores, casi por igual.

Anuncios

En sus orígenes captaron la simpatía popular a fuerza de reclamar igual y respeto, pero algunas acciones que a posteriori se produjeron (se los acusó de extorsionar y traficar drogas) tuvieron un impacto negativo sobre la formación.

Las principales ideas del partido fueron resumidas en un decálogo que la formación hizo público. En esos 10 puntos se buscaba la igualdad de los afroamericanos para con los blancos.  Paradójicamente, los principales detractores de este movimiento fueron otros grupos afrodescendientes. El final, precipitado y alejado de la idea inicial con la que se gestó este grupo, estuvo en manos de una agrupación radical afroamericana. En 1969 dos de sus fundadores, John Huggins y Bunchy Carter son asesinados y allí comienza el declive.

La década del 70 dividió a este movimiento y acabó por dejar en el recuerdo del ideal americano un nuevo intento de paz y humanidad. Tan fuerte y sostenidas eran las ideas de las Panteras Negras que provocaron varios intentos fallidos de una reorganización.

Anuncios

Las distintas agrupaciones que lo intentaron fracasaron hasta el 2004 que antiguos miembros del partido conforman la Alianza Nacional de Panteras Negras.

Los incidentes en Dallas han dado luz verde a una nueva lucha, aunque el presidente de Estados Unidos calme las aguas y sostenga que no están tan enfrentados como parece. En el cine pueden encontrarse numerosos guiños a este movimiento. Películas como Forrest Gump, Men in Black III y The Butler han dedicado varias escenas a las Panteras Negras. #Racismo