El presidente Barak Obama tiene previsto visitar Dallas este martes para reunirse con los familiares de los cinco policías asesinados el pasado 7 de julio en medio de una protesta del movimiento “Black Lives Matter”. El mandatario estadounidense irá acompañado del ex presidente George W. Bush y del vicepresidente de #Estados Unidos, Joe Biden.

El presidente de los Estados Unidos tuvo que acortar su visita a España por un día porque desea llegar a Dallas para hablar en una ceremonia especial de homenaje a los agentes policiales fallecidos y heridos durante la #Manifestación.

El culpable directo del ataque al cuerpo policial fue identificado como Micah Xavier Johnson, el cual también murió por la explosión de un robot bomba destinado originalmente para la desactivación de artefactos explosivos, especialmente en zonas de guerra.

Anuncios
Anuncios

Johnson, experto en combates, abrió fuego desde un estacionamiento matando a cinco policías e hiriendo a siete originando un caos en la multitud. Las investigaciones continúan, pero se ha logrado unir las siguientes informaciones: el atacante actuó solo y fue movido por un odio racista a todas las personas blancas en especial los policías blancos, en su casa fue encontrado material para la fabricación de explosivos y una iniciales en la pared escritas con sangre “RB” que todavía se está investigando su significado, también se sabe que fue un soldado del ejército de los Estados Unidos que prestó servicios en Afganistán.

El odio como siempre fue el desencadenante de la muerte, puede surgir luego de cualquier palabra o alguna acción; sea grande o pequeña, que puede desatar una violencia súbita. 

Luego de la muerte de los agentes policiales las protestas contra la violencia policial continuaron.

Anuncios

Centenares de manifestantes de mayoría afroamericanos salieron a las calles a desaprobar el trato de la policía a las personas de raza negra y aunque la mayoría de las protestas fueron pacíficas algunas se tornaron violentas. Varios manifestantes fueron detenidos. 

El presidente Barak Obama condenó los asesinatos de los policías en Dallas y pidió  tanto a los protestantes como a los policías  tolerancia para frenar el oleaje de violencia. #Derechos Humanos