Según informa Le Nouvel Observateur, la práctica unanimidad de los diputados de la Asamblea Nacional francesa han aprobado, en su proyecto de Ley de Igualdad y Ciudadanía, incluir una severa condena a la negación de cualquier genocidio de la Historia de la Humanidad, y ello incluirá al armenio de hace un siglo, es decir, el famoso genocidio de armenios que fueron exterminados por los turcos en 1915.

Ello, seguramente, provocará un incidente diplomático con Turquía, país que siempre ha negado que existiera siquiera tal genocidio. Es más, su actual Presidente, Erdogan, islamista ultraconservador, ya tuvo un incidente con Alemania hace meses, relatado en este diario, ya que un humorista alemán, de humor políticamente incorrecto, ridiculizó a Erdogan en dos poemas satíricos, dejándole en ellos de tal manera que a su lado, un pederasta parecía un monje benedictino.

Anuncios
Anuncios

Pero Francia, que siempre ha manifestado su manera de pensar, aunque no agradase a otros países, lo demuestra nuevamente con este proyecto de Ley. Ha sido inesperado el añadido a dicho proyecto, y en él, según Le Nouvel Observateur, se dice que “Penaliza toda negación o banalización del genocidio armenio, perpetrado en Turquía entre 1915 y 1917, con un año de cárcel y 45.000 € de multa”.

Esto era una de las promesas que el Presidente François Hollande hizo en su campaña electoral de 2012 y que se había quedado sin aplicar. Se quiso hacer antes una Ley parecida, pero ese año, cuando Nicolas Sarkozy era el Presidente, el Tribunal Constitucional francés la paró.

Ericka Bareigts, Secretaria de Estado para la Igualdad, explica que “Este texto servirá para ir contra todos los crímenes contra la Humanidad”. Y no sólo los genocidios: incluirá también crímenes de guerra, esclavismo y explotación.

Anuncios

Lo ha comparado a lo que es desde hace muchos años en todo el mundo la negación de la Shoah, es decir, el Holocausto judío, unánimemente condenado con severas penas, menos en ciertos países.

Aun así, tienen que esperar a que una Comisión de Sabios decida si se puede aplicar del todo esta proposición a la nueva Ley. Por ello, una parte de su texto dice que “La negación o la banalización [de un genocidio] será cometida en las condiciones que incitan al odio o la violencia”. Así, se cree que el Tribunal Constitucional francés la aprobará, y no hará como contamos antes, que en 2012, el Tribunal creía que con una Ley así, se limitaría el derecho a la libertad de expresión, y decidió que no se podía aprobar.

Entonces, Erdogan, que era Primer Ministro turco, montó en cólera y sacó su habitual demagogia. Si cuando atacó al humorista turco que le atacaba con que había cometido “un crimen contra la Humanidad” contra su persona, ya atacaba aquella Ley francesa con que “aumenta la islamofobia y el racismo en Europa”.

Todos los diputados franceses que pedían una condena contra aquel genocidio (algunos de ellos tenían parientes que lo sufrieron o escaparon del mismo), están exultantes de alegría.

Anuncios

Son de varios partidos de derechas e izquierdas, y hay también mucha gente de la Cultura que la estará celebrando. Nos acordamos del gran cantante Charles Aznavour, de ascendencia armenia, que siempre dijo estar orgulloso de sus orígenes. #Unión Europea #Historia antigua #Derechos Humanos