Eduardo Cunha, el controvertido político brasileño que dirigió el proceso de destitución contra la presidenta, Dilma Rousseff, ha renunciado a su cargo como presidente de la cámara baja del Congreso.  En una conferencia de prensa, entre lágrimas, Cunha ha dicho que estaba pagando un precio muy alto para poder iniciar el proceso.

Fue suspendido de su cargo poco tiempo después de que el Congreso votara para abrir un juicio político contra la actual presidenta, Dilma Rousseff. Ha sido acusado de aceptar sobornos de una petrolera estatal llamada Petrobras.

 Los fiscales han afirmado que Cunha desvió millones de dólares a sus cuentas personales en Suiza.

Anuncios
Anuncios

Él negó tener cualquier cuenta bancaria en el extranjero y ahora se enfrenta a la perspectiva de ser expulsado de la Cámara de Diputados por haber mentido al Congreso.

La actual presidenta describió a Eduardo Cunha como el hombre más presidente de #Brasil en una reciente entrevista que dio a la revista semanal Carta Capital. Cunha fue suspendido en mayo  por el Tribunal Supremo de su puesto como presidente de la cámara baja del Congreso.

Este fallo ha dado lugar a varias semanas e estancamiento en el Congreso. Sus seguidores boicotearon al portavoz provisional, Waldir Maranhao. Han bloqueado votos cruciales, prácticamente paralizando el nuevo gobierno del presidente interino, Michel Temer.

“Sólo mi renuncia podrá poner fin a esta inestabilidad a la que no se ve fin. La cámara baja no puede soportar tener que esperar por siempre”, dijo a varios periodistas.

Anuncios

“Estoy pagando un precio muy alto por haber iniciado el juicio político”, añadió.

Una comisión del Congreso recomendó hace un mes que Eduardo Cunha fuese expulsado de la cámara baja y se le prohibiese estar en política durante los próximos ocho años. El mes que viene tendrá lugar las votaciones que todos esperan expectantes.

Si finalmente lo expulsan de su legislatura perderá su inmunidad frente al procesamiento actual. Sus oponentes dicen que la renuncia al cargo puede ser parte de un acuerdo más amplio que le ayudaría a salvar su futuro político.