Ella fue bautizada como Emma, la vaca que empieza a llorar cuando era llevada al matadero. Como se puede apreciar en las imágenes, el animal muestra síntomas de sufrimiento y empieza a llorar(a derramar algunas lágrimas), es donde estas personas deciden grabar al animal para demostrar que no sólo los humanos expresamos sufrimiento, si no también los animales, muchos de ellos pasan por esta vida y este es uno de los casos. Pero no todo fue malo para Emma.

Ahora Emma, está a salvo, fue llevada a un santuario lleno de vacas que viven felices, saltan, brincan, en un espacio ampliamente donde viven hasta sus últimos días muriendo naturalmente, en comparación con lo que vivía Emma, donde solo sentía temor y expresaba sufrimiento.

Anuncios
Anuncios

Según se puede leer en la descripción del vídeo, Emma no es la única vaca que muestra estos sentimientos al ser llevada al sacrificio, sino muchas vacas que desafortunadamente son sacrificadas en el matadero.

No se esperaron algunos comentarios positivos y negativos de curiosos quienes en las #Redes Sociales expresaron lo siguiente:

- No hay ninguna evidencia científica que demuestre que los animales son conscientes de que van a morir. Si lagrimean no es por tristeza (no son conscientes de ello). El ser humano es empático por lo tanto refleja sus emociones en los animales que se asemejan (psicológicamente) a nosotros. Sin embargo, esto no significa que los animales no sufran cuando son sacrificados, por lo tanto esto debe ser realizado de manera rápida y efectiva. 

- Es así. El hombre está por encima de la cadena alimenticia.

Anuncios

Por eso,debemos mostrar agradecimiento y no insensibilidad y mucho menos burla ante estos sacrificios. Agradezcamos que los animales inferiores no son Sapiens porque, de lo contrario, ellos nos comerían a nosotros, los súper humanos, aunque nos lo merezcamos, porque cada día destruimos nuestro entorno.

El vídeo fue subido a Youtube por Seriously Vegan  y ya cuenta con mas de 100 mil reproducciones y esta causando conmoción a muchas personas.