A tres días de que el empresario Donald Trump haya sido ratificado como candidato oficial del Partido Republicano a las próximas #Elecciones presidenciales estadounidenses, este viernes la demócrata Hillary Clinton ha anunciado oficialmente como su compañero de fórmula al senador por Virginia Tim Kaine (Sain Paul, 1958), que en el caso de una eminente victoria el próximo 8 de noviembre, se convertiría en el próximo vicepresidente norteamericano.

La elección de Kaine por parte de la ex Secretaria de Estado parece ser, estratégicamente, la mejor solución para cubrir varios frentes en la lucha contra Trump para hacerse con la victoria rumbo a la Casa Blanca.

Anuncios
Anuncios

El senador, uno de los hombres más fuertes del Partido Demócrata, tiene una alta aceptación tanto de los sectores más conservadores de su partido como así también de los mismos republicanos. Católico, religioso y cercano a la congregación jesuita de la Compañía de Jesús (la misma ala de la Iglesia a la que pertenece el actual pontífice Francisco, famosa por ser una congregación liberal e intelectual), Kaine es figura clave para conseguir los votos de su estado, Virginia. Kaine podría lograr votos de los centristas y conservadores moderados del sur que no desean dar la victoria a Trump.

Graduado en Económicas por la Universidad de Missouri y en Derecho por Harvard, Kaine da seguridad a Wall Street, ciertamente. También es un punto a favor para Clinton al ser un estadounidense hispanohablante, lo que entregaría confianza a la gran población hispana, atacada desde el inicio por el republicano Donald Trump.

Anuncios

Tim Kaine ejerció de maestro en una escuela jesuita de Honduras durante su etapa como estudiante universitario, lo que aseguraría a la ex primera dama el voto seguro de la población latina donde ya goza de un gran tirón de popularidad.

Una de las principales característica de Kaine es su arte por evadir posturas controvertidas o protagonizar salidas de tono, lo que contribuiría a la tradición política estadounidense de vicepresidentes de bajo perfil, algo que Trump y su compañero de fórmula Mike Pence no conocen ni de lejos. Con Kaine, la carrera presidencial de Hillary Clinton rumbo al despacho oval parece más segura que nunca.

      #Estados Unidos