La ciudad China de Wuhan se encuentra en alerta roja durante las fuertes lluvias. Las lluvias torrenciales que hubo durante la noche dejaron partes de la ciudad inundadas. Las conexiones de transporte y agua están gravemente afectadas. Algunos residentes están atrapados en sus hogares sin agua ni electricidad.

Estas inundaciones ya han dejado más de 180 personas fallecidas y ha causado el caos en toda China. La policía de la provincia de Anhui advirtieron que podrían haber escapado unos cocodrilos de una granja debido a las inundaciones.

Si tenemos en cuenta toda China hay más de 32 millones de personas afectadas de 26 provincias diferentes. Además hay 186 personas fallecidas y 45 desaparecidas por la información que se tiene hasta ahora.

Anuncios
Anuncios

Unas 1,4 millones de personas han tenido que ser reubicadas, 56.000 casas se han colapsado y ahora son escombros. Y el país ha perdido 7,5 millones de dólares. Toda esta información la ha dado la Oficina de Control de Inundaciones y Alivio de Sequías estatales.

El miércoles, la oficina meteorológica de Wuhan, lanzó la alerta roja. Han dicho que se espera viento y lluvia, y que las inundaciones se produzcan tanto en zonas urbanas como rurales. Los medios chinos han informado de que habían caído más de 560 milímetros cúbicos de lluvia durante la semana pasada. Según han explicado, ha sido el más pesado de la historia de la ciudad.

Las carreteras y las estaciones de metro estaban cubiertas de agua, por supuesto todos los trenes fueron cancelados. En algunas áreas se ha tenido que cortar el suministro de agua.

Anuncios

Li Keqiang se encuentra en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, para revisar todas las operaciones que se están realizando de socorro y rescate.

A su vez, el presidente de China, Xi Jinping, ha ordenado al ejército que intensifiquen sus esfuerzos de ayuda en todo el país. Aún no se ha dado una cifra oficial de fallecidos, pero el miércoles por la televisión dijeron que eran más de 186.

Están circulando por las redes sociales imágenes de torrentes de agua que van a través de las estaciones de metro, coches y edificios sumergidos y también los bomberos al rescate de personas atrapadas en las corrientes de los ríos donde antes había una calle residencial. #Crisis #Tráfico