Ayer, martes 12 de julio, el ex presidente de #Brasil, Lula da Silva, manifestó sus planes de candidatura presidencial en el 2018. Al mismo tiempo, lanzó duras críticas contra el Michel Tremer, Jefe de Estado interino y contra Dilma Rousseff, suspendida en sus funciones como presidente y ahijada política de Lula.

En una entrevista con Radio Jornal, el lider del Partido de los Trabajadores (PT), advirtió que la única opción para que retire su candidatura es que Brasil estuviese funcionando correctamente. Estas declaraciones llegan en el medio de una fuerte crisis política en el país: Dilma Rousseff enfrenta un juicio político.

Anuncios
Anuncios

Michel Temer es presidente interino y el propio Lula cuenta en su haber con varias denuncias por corrupción en el caso Petrobras.

En la entrevista, Lula dió su opinión respecto a la caída de popularidad de Rousseff, declarando que el principal error fue no haber cumplido con las promesas de su campaña. Dilma prometió no tocar el bolsillo de los trabajadores, sin embargo, el programa económico que activó "era del adversario", aclaró el ex presidente. Si bien en un primer momento el #Gobierno de la mandataria parecía estar a favor de los sindicatos, las medidas económicas de su gobierno resultaron en que el sindicalismo se volcase en su contra. 

Las críticas hacia el presidente interino, Michel Temer, hechas en un discurso en Juazeiro, Bahía, fueron más duras. Lula manifestó claramente que "no saben gobernar" y que necesitan privatizar el patrimonio público y derribar los programas sociales para recaudar fondos.

Anuncios

Y a modo de advertencia declaró: "Pero ellos deben saber lo siguiente: yo sí sé gobernar".

Estas críticas se deben a las afirmaciones hechas por Temer  y Henrique Meirelles, que planean una plan de privatizaciones si Dilma Rousseff fuese destituida definitivamente en agosto.Lula, por su parte, confía en que la mandataria logrará superar el juicio político y retomar sus funciones.

Los tres partidos mejor posicionados para las elecciones del 2018 son: El Partido de los Trabajadores (PT), con Lula da Silva como candidato; el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), representado por Aecio Neves; y la ambientalista Marina Silva. #Crisis