Estos días diversos temas de conversación han sido polémicos y, algunos de ellos decisivos para la política estadounidense.

Una de las cosas que recientemente confirmó el presidente de los #Estados Unidos Barack #Obama es que, #Rusia, pretende de forma activa, influenciar en las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo mes de noviembre en los Estados Unidos. Así lo comentó al menos, a diversos medios de comunicación entre los que se encontraba la NBC, fue hoy la misma, la que emitió dicha afirmación.

Obama, no descarta el hecho de que Rusia esté detrás de las filtraciones de aproximadamente un cúmulo de más de 20.000 e-mails enviados por el Partido Demócrata de los mismos Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

La difusión de los mencionados e-mails construyó una amplia controversia reveladora justo antes del comienzo de la Convención Demócrata que tuvo lugar en la ciudad de Filadelfia.

De los mismos, han podido sacar una diversidad de información muy relevante. Entre ésta, se encontró las maniobras internas del propio Partido Demócrata con las claras pretensiones de sabotear la candidatura vigente presidencial del Senador Bernie Sanders, la cual sería por supuesto, en beneficio para la Secretaria de Estado Hillary Clinton.

Obama ha dejado claro que, el FBI por ahora no ha comenzado las investigaciones pertinentes al respecto, que, son otros expertos independientes del FBI quienes han atribuido y sostienen las filtraciones a Rusia. Indicando sobremanera que, el jefe del Kremlin, al que todos conocemos como Vladimir Putin, tiene preferencias muy estrictas.

Anuncios

Entre ellas, escoge al republicano Donald Trump por encima de la demócrata Hillary Clinton. ‘’Yo tan sólo me baso y respeto la fuente principal, desde que así lo menciono Mr, Trump’’. Así comentó Barack Obama.

Mientras, proseguía con su comunicado aportando: ‘’Creo plenamente que Trump, ha tenido cobertura bastante positiva en una amplia diversidad de medios de comunicación’’.

El portavoz de Kremlin, quien responde al nombre de Dmitri Peskow, rechazó la participación de Moscú ante esta filtración, momentos previos de que fuera rumoreado por la multitud.