Según avanza la cadena SER, el terrorista francés que anoche sembró el pánico y la muerte en el paseo marítimo de Niza, dejando según cifras oficiales al menos 84 muertos y decenas de heridos, no tenía ningún tipo de vinculación con el DAESH, ISIS o AL QAEDA.

Al parecer el terrorista, un hombre francés de 31 años y origen tunecino, era conocido por la policía y estaba fichado por cometer delitos comunes pero no estaba conectado de manera directa con DAESH. Se está barajando la posibilidad que el terrorista haya contactado con ISIS o DAESH a través de redes sociales, recibiendo instrucciones por esta vía y radicalizando su posición en las últimas semanas.

Anuncios
Anuncios

Además, las autoridades francesas ya han dado a conocer también el nombre del terrorista. Se trataría de Mohamed Lahouaiej Bouhlel.

Sus huellas ya han sido repartidas por todas las agencias de seguridad de los países europeos, incluyendo España, con el fin de buscar conexiones y vínculos del terrorista con otras células yihadistas. A su vez, las autoridades francesas han preparado una operación "jaula" con el fin de atrapar a posibles colaboradores del terrorista. De momento, no ha habido detenciones.

Cabe recordar que sobre las 23:20 del anoche el terrorista, conduciendo en un camión de gran tonelaje, entró a toda velocidad por el paseo marítimo de los Ingleses, de la turística ciudad costera de donde en ese momento se congregaban miles de personas esperando ver los fuegos artificiales que servirían para cerrar los actos de celebración del Dia de la toma de la Bastilla, fiesta nacional en Francia. 

Este ataque es el tercero que sufre el país en menos de un año y medio y que ya han dejado, de momento, un saldo de más de 200 víctimas mortales.

Anuncios

En enero de 2015, el ataque a la revista Charlie Hedo y un supermercado, arrojó un balance de 17 víctimas. Unos diez meses después, una serie de ataques encadenados en París que dejaron en torno a 130 fallecidos. Por último, el que tuvo lugar anoche en Niza y, de momento, deja el saldo de 84 fallecidos.

Según las autoridades, combatir este tipo de terrorismo es tremendamente complejo ya que los servicios de inteligencia están preparados para detectar y controlar a células más grandes pero no a "lobos solitarios" que actúan de manera individual. Un reto para todas las fuerzas de seguridad de los países occidentales al que, sin duda, se deben enfrentar unidos. #Estado Islámico