El tribunal internacional falla en contra de las reivindicaciones Chinas a los derechos en el mar del sur de China, haciendo que retroceda un caso presentado por Filipinas. La Corte Permanente de Arbitraje ha explicado que no había evidencia de que China hubiese ejercido históricamente el control exclusivo sobre las aguas o recursos de este mar.

China reclama casi todo el mar del sur de China, incluyendo arrecifes e islas que también han sido reclamadas por otros países. El tribunal de La Haya ha dicho que China ha violado los derechos de soberanía de Filipinas. Y añadió que China ha causado daños graves al medio ambiente del arrecife de coral al construir islas artificiales.

Anuncios
Anuncios

El fallo se produjo a partir de un tribunal de arbitraje en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS), en el que firmaron ambos países. El fallo es vinculante, pero la Corte Permanente de Arbitraje, no tiene facultades de ejecución.

Estados Unidos envió un portaaviones y varios aviones de combate a la región antes de la sentencia. Esto provocó que el Global Times publicara un artículo de un editor cabreado. El periódico es fuertemente nacionalista y el artículo decía que los Estados Unidos deberían prepararse para la confrontación militar.

Mientras tanto, la Armada China ha estado llevando a cabo ejercicios cerca de una de las islas en disputa. Philippe Sands, un abogado de las Filipinas que lleva el caso, ha explicado que era “un juicio claro y unánime que sustenta el estado de derecho y los derechos reclamados por las Filipinas”.

Anuncios

Dice que sería una resolución definitiva en la que todos los Estados podrían confiar. Sin embargo, la agencia estatal de noticias de china explicó que cuando el panel no es competente, su decisión es nula y no tiene un efecto de forma natural.

El tribunal estaba de acuerdo en siete de los quince puntos presentados por las Filipinas. De ahí se extrajeron varias conclusiones. Entre ellas que los pescadores de ambos países tenían los mismos derechos de pesca alrededor de la zona, en la que China había intentado restringir el acceso. Otra de las conclusiones y la más obvia es que China ha destruido pruebas naturales y características propias del Mar del sur de China.

Debido a estas conclusiones y muchas otras, China no será la única dueña del Mar del sur de China, sino que lo compartirá con Filipinas como lo había estado haciendo hasta ahora. #Denuncia