Más de 1,5 millones de personas han firmado una petición en Internet para pedir la convocatoria de un segundo #Referéndum tras la decisión tomada por los británicos, este jueves, de abandonar la Unión Europea.

Un portavoz de La Cámara de los Comunes ha confirmado que la propuesta fue subida el viernes por la mañana a la página web del parlamento. La petición, a cargo de un ciudadano llamado William Oliver Healey, dice así: "Los firmantes instamos al gobierno inglés a que implemente una regla que diga que si la opción de abandonar o quedarse en la #Unión Europea no alcanza el 60%, con el 75% de la población ejerciendo su derecho a votar, deberá haber otro referéndum".

Anuncios
Anuncios

Este jueves hubo una participación del 72,2% de la población británica. El resultado fue que el 51,9% de los votantes (17.410.742) apoyaron la salida del Reino Unido de la Unión Europa y, el 48,1% (16.141.241) votaron a favor de la permanencia.

Discutir la reforma de la ley en el Parlamento no es condición sine qua non para hacer cambios en una ley. Así se establece en el Parlamento Británico.

Sin embargo, el líder laborista Jeremy Corbyn ha mostrado su rechazo a esta idea. "El referéndum se ha celebrado y se ha tomado una decisión. Creo que tenemos que aceptar esa decisión y trabajar en nuestra futura relación con Europa".

El todavía primer ministro, David Cameron, ha dicho que el referéndum era una "decisión que hay que tomar sólo una vez en la vida" y que Reino Unido se caracteriza por tener "referéndums y no neverendums".

Anuncios

La página web de peticiones parlamentarias es revisada por el Comité de Peticiones y, si tiene más de 100.000 firmas se debate en La Cámara de los Comunes, pero, eso no implica que vaya a haber cambios en la "Ley de Participación Ciudadana en Referéndums".

Este sábado, seis países europeos han asistido a una cumbre en Berlín-Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo y Holanda-. Estos países unieron sus fuerzas por primera vez en 1950 y continúan siendo el núcleo duro de la Unión Europea.

Tras el llamamiento de distintos representantes europeos instando a la rápida salida del Reino Unido de la Unión Europea, la presidenta de Alemania, Angela Merkel, ha dicho que "no hay necesidad de ser desagradable en manera alguna". Y, ha añadido, "no nos llevará para siempre, está claro, pero no quiero establecer un periodo excesivamente corto". A preguntas de los periodistas, Merkel dijo que estaba buscando unas conversaciones "fluidas y objetivas".