Un triple ataque con bomba reclamado por el Estado Islámico ha herido a 24 personas al sureste de la ciudad de Mukalla, en Yemen, y otras 35 han fallecido. Los militantes yihadistas atacaron han atacado mientras los soldados se disponían a romper su día de ayuno durante el mes sagrado musulmán, el Ramadán.

Según ha informado la agencia de noticias Reuters, los militantes han realizado los ataques al atardecer utilizando un coche bomba y un artefacto explosivo improvisado.

Hasta hace poco Mukalla la controlaba una rama de Al Qaeda. Mukalla fue rescatada en abril por el gobierno de Yemen y con ayuda de las fuerzas de la coalición lideradas por Arabia.

Anuncios
Anuncios

La primera explosión se produjo cuando el atacante detonó su chaleco suicida en un puesto de control de Mukalla. Después de este ataque siguieron con el coche-bomba. Éste explotó en la sede de la inteligencia militar.

Finalmente la última bomba explotó cuando los soldados se disponían a comer un poco rompiendo así su mes de ayuno por el Ramadán. Al-Qaeda ha estado aprovechando la situación que vivía Yemen con guerra civil y pobreza para así ir ganando territorio. Además también consiguieron más armas y dinero.

Los funcionarios de seguridad yemeníes creen que hay una superposición entre partidarios de Al-Qaeda en el grupo de la Península Arábiga (AQAP) y el Estado Islámico, a pesar de que entre ellos existe una clara rivalidad.

Un funcionario de seguridad ha explicado que aún existen células durmientes de cada uno de ellos en Mukalla y que están trabajando duro todos los días para tratar de encontrarlas. “Después de la liberación de la ciudad las fuerzas de seguridad han detenido a cientos de combatientes de Al-Qaeda, ha descubierto muchas parcelas y han conseguido requisar unos 20 coches explosivos”, añadió.

Anuncios

Las fuerzas pro-gubernamentales y las fuerzas de la coalición se habían centrado previamente en combatir a los rebeldes de Houthi y a las unidades militares que aún son leales al ex presidente Ali Abdullah Saleh.

Más de 6.400 personas, el 50% de ellos civiles, han muerto durante el conflicto de Yemen. Mientras que casi 2,8 millones de personas han tenido que desplazarse para intentar sobrevivir a la guerra. #Terrorismo