El próximo 23 de junio se celebra el #Referéndum, en Reino Unido, para su permanencia o salida de la #Unión Europea, un acontecimiento que ya está provocando consecuencias en la economía europea y mundial y que parece ser va a cumplirse tras décadas de amenazas.

1. Soberanía nacional

Formar parte de una entidad supranacional comporta la pérdida de soberanía nacional por parte de cada estado miembro, un motivo que no suele estar bien visto y menos en caso de los estados insulares. En este sentido, el Reino Unido pretende recuperar la capacidad de gestionar aquello que ocurre dentro de sus fronteras, sobre todo en materia comercial, la cual está ampliamente controlada por la UE. La reacción de la UE ante el referéndum griego en contra de la Troika, según la opinión pública británica, muestra el fracaso del proyecto europeo en cuanto a la integración y cooperación entre estados, ya que obliga a adoptar políticas que han sido rechazadas por votantes europeos (en este caso griegos).

Anuncios
Anuncios

 2Inmigración

La inmigración es una preocupación es clásica de los estados insulares y/o microestados (como sucede en Australia, Nueva Zelanda, EAU, etc.) que ven con preocupación la llegada masiva y descontrolada de inmigrantes a su territorio. En el caso del Reino Unido, esta preocupación es más elevada a causa de las políticas de libre circulación europeas que no están funcionando correctamente en la actualidad. Este aspecto, junto con la crisis económica del sur de Europa y la facilidad para emigrar que tienen mediante el acuerdo de Schengen, provoca la preocupación de los británicos en relación a la calidad y sostenibilidad de sus servicios públicos, ya que Reino Unido está recibiendo gran cantidad de inmigración tanto europea como extracomunitaria. Ejemplo de esta preocupación sería la intención del Reino Unido de negar a los inmigrantes europeos durante sus primeros años de estancia, en territorio británico, las prestaciones públicas dirigidas a complementar los salarios mas desfavorecidos.

Anuncios

3. Modelo de empleo

La diferencia existente entre los mercados laborales del Reino Unido y los países europeos. El modelo laboral británico se asemeja en gran medida con el norteamericano, ofreciendo una baja tasa de paro aun contando con dato de crecimiento muy modestos, un aspecto que puede encaminarse hacia el desastre si contamos con la legislación social europea, la inmigración y el gasto social, provocando así un aumento del paro considerable en las islas. En este sentido, los defensores del “Brexit” hacen referencia a la situación laboral existente en la Europa mediterránea, tratándola de fracaso europeo por la pésima gestión realizada desde Berlín, viéndose así como posibles pagadores de una consecuencia que consideran ajena a su responsabilidad.

 

4. Nuevos mercados comerciales

La progresiva liberalización del comercio internacional está provocando que se difumine el idead basado en que el mercado de la Unión Europea es un área de preferencia comercial exclusiva. Este aspecto, junto con la percepción de la estabilidad comercial entre Europa y Reino Unido tras la separación, ya que ambas se necesitan, provoca que la dependencia no sea una barrera mental para que se produzca el divorcio.

Anuncios

 

5. Aislada en la nueva Unión Europea

Cuando el Reino Unido acude a las instituciones europeas se encuentra con Francia, su mejor aliada, debilitada por la crisis frente al bloque liderado por Alemania, que aun siendo un gran aliado comercial de Gran Bretaña, parece estar más dedicado a sus relaciones con Moscú y Ankara. Junto a esto, se encuentra con otro bloque formado por los países de la Europa mediterránea y la Europa del este, los cuales reclaman subvenciones y soluciones para paliar su situación económica. En esta situación actual en las instituciones europeas, el Reino Unido se encuentra totalmente solo a la hora de encontrar apoyos que defiendan su estrategia, aspectos que aumentan la sensación de soledad y la necesidad de tomar decisiones con estrategias unilaterales. #Gobierno