La policía de Florida continúa con la búsqueda de un niño, de dos años de edad, que fue arrastrado al agua por un cocodrilo, cerca de un complejo de Disney. El niño estaba en la orilla de la Laguna de los Siete Mares por el Disney Grand Floridian Resort and Spa en Orlando, cuando fue arrastrado a última hora del pasado martes, dijeron los funcionarios. Cincuenta policías y expertos en fauna buscaban al niño, explicaban las autoridades.

El portavoz de la policía Jeff Williamson, dijo que están buscando a un niño pequeño, para llevar a la familia, que está desolada, un poco de consuelo, aunque no se tiene esperanza de que haya sobrevivido, debido a la gran cantidad de horas, “15”, que lleva el menor sumergido, no cabe duda de que habrá fallecido.

Anuncios
Anuncios

Hasta ahora han sacado del lago a 4 caimanes a los que se les ha dado muerte para poder examinarlos, pero no se ha encontrado “ninguna” evidencia del menor. La familia, es residente en el estado de Nebraska, el matrimonio con sus 3 hijos, se relajaba cerca de la orilla de la laguna, cuando el macabro incidente ocurrió alrededor de las 9 de la noche, hora local. Continuó Williamson, hay una señal de "no nadar" en la laguna artificial, aunque el niño, estaba en el borde del agua no hay indicios de que en ningún momento estuviese nadando. Añadió: su padre se metió en el agua y trató sin éxito de sacar al menor de entre las fauces del cocodrilo, sufriendo laceraciones menores en el brazo, en el intento de recuperarle.

El Grand Floridian es un complejo de lujo propiedad de Disney y se encuentra cerca de Magic Kingdom de Disney.

Anuncios

Un portavoz de Disney dijo que la compañía estaba "devastada" por el incidente ocurrido.

Los caimanes viven por toda Florida y son una "parte fundamental" de sus humedales, pantanos, ríos y lagos, declaraban los expertos en fauna del estado. Aunque este tipo de incidentes son esporádicos, las estadísticas indican que ya son veintidós las personas que han fallecido a manos de los caimanes en Florida, desde el año 1948. #Animales #Accidentes #Infancia