La presidencia de la Organización de Estados Americanos  (OEA) ha convocado a una sesión extraordinaria para el día 23 de Junio. El salón Libertador Simón Bolívar sería el lugar de encuentro de los 34 cancilleres de los países que conformar la organización, para abordar el único punto de la agenda que es discutir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a #Venezuela.

El Secretario General de la OEA, abogado, diplomático y político uruguayo, Luis Almagro, es el principal promotor de la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela y a principios del mes de Junio dio a conocer un informe de aproximadamente 130 paginas donde argumenta la grave violación de los derechos humanos, la existencia de prisioneros políticos, la ruptura del orden constitucional del país y otros elementos que considera de carácter vinculante con la grave crisis política que atraviesa la nación.

Anuncios
Anuncios

La oposición Venezolana a través de sus líderes ha logrado reunirse en reiteradas ocasiones con el Secretario de la OEA para solicitar, apoyar y argumentar la activación del articulado de la Carta Democrática al país basados principalmente en la “alteración constitucional”. Por su parte el gobierno de Venezuela en voz del presidente Nicolás Maduro ha rechazado tajantemente la iniciativa de los legisladores venezolanos anunciando que demandará al Parlamento opositor por pedir la intervención de la OEA, a la vez que arremete contra Luis Almagro insultando reiteradamente al diplomático y diciendo entre otras cosas “Almagro métase su Carta Democrática donde le quepa”.

 El pasado 2 de Junio, un día después de que el secretario de la OEA invocara la Carta Democrática, la cancillería de Argentina llamó a una reunión inmediata del Consejo Permanente donde presentó a la plenaria una propuesta de declaración conjunta sobre Venezuela que sería una alternativa más conciliadora que la activación de la Carta Democrática.

Anuncios

Sin embargo para ese momento los cancilleres no habían recibido formalmente el informe presentado por Almagro y los temas ahí descritos no fueron abordados. En consecuencia la misiva acordada en la OEA se limitó a hacer un llamado al dialogo a la conciliación y al entendimiento entre las partes apoyados por mediadores internacionales,  pero será el próximo 23 de Junio cuando cada uno de los argumentos presentados en el informe de Almagro sean debatidos en el Consejo Permanente.

La activación de la Carta Democrática a Venezuela traería consecuencias políticas al Gobierno Venezolano pero para su aprobación se requiere del voto de 18 de los 34 países que conformar el bloque americano, votación que aun se encuentra en debate. El próximo 15 de Junio se dará la acostumbrada asamblea anual de la OEA para discutir temas como cambio climático e integración regional y aunque el tema de Venezuela no estará en la agenda se cree que será conversado informalmente entre diplomáticos.