Los científicos de Reino Unido han desarrollado un análisis de sangre que ayudará a los médicos a elegir mejor que fármaco necesita cada paciente con depresión. Actualmente lo que deben hacer los médicos es ir haciendo pruebas para decidir finalmente cual es el mejor fármaco para cada paciente, aproximadamente la mitad de las veces el primer fármaco que dan a los pacientes no funciona con ellos.

Los investigadores del King College de Londres dicen que al comprobar la sangre de un paciente podrán ayudar a identificar con más exactitud el tratamiento. De momento están haciendo estas investigaciones con sólo 140 personas con depresión diagnosticada.

Anuncios
Anuncios

Aun así, han dicho que deben hacer un ensayo más grande para comprobar mejor lo bien que funcionaría.

Han estado investigando este método durante años. Dicen que los resultados se pueden leer por dos marcadores específicos de la inflamación: un compuesto llamado factor de inhibición de migración de macrófagos y otro llamado interleucina-1 beta.

Lo que han conseguido saber con este estudio es que los pacientes que tienen un alto nivel de estos dos marcadores tienen muy pocas probabilidades de responder a los antidepresivos convencionales. Debido a estos marcadores y con lo que ahora saben, estos pacientes deberían recibir un tratamiento más agresivo.

No debemos olvidar que los antidepresivos, aunque son seguros, también pueden tener efectos secundarios. Es por esta razón por la que los investigadores dicen que no se debe prescribir medicamento en exceso y que con este análisis lo que quieren hacer es que se pueda regular cuanto medicamento necesita cada paciente.

Anuncios

Los investigadores creen que la inflamación es la respuesta que tiene el cuerpo al estrés. Los niveles de estrés se deben regular ya que si tenemos un nivel alto de estrés, esto puede interferir con los procesos biológicos. Estos procesos son cruciales para que los antidepresivos funcionen bien.

Es por ello que los investigadores también están intentando probar si los antiinflamatorios junto con los antidepresivos pueden ayudar a que funcionen mejor. Aun así advierten a los pacientes que no se cambien el tratamiento por su cuenta y no empiecen a tomar antiinflamatorios.

Otro factor a tener en cuenta es que no sólo la medicación es la respuesta para curar una depresión.  Es por esta razón que ellos aconsejan a las personas con depresión que se mantengan activas y ocupadas, como por ejemplo haciendo ejercicio y quedando con amigos. Además también pueden asistir a grupos de ayuda para conocer las experiencias de otras personas. #Investigación científica