Si nos remontamos a los tiernos años de nuestra infancia seguro que muchos recordamos con cariño aquellas mañanas de Domingo en las que salíamos con nuestros padres y en las que, por habernos portado bien durante la semana, nos premiaban con chuches y chocolates.

Los huevos Kinder Sorpresa han sido durante años un dulce estrella entre los más pequeños gracias a su doble atractivo: el chocolate y la sorpresa que viene dentro en forma de pequeño juguete o figurita.

Precisamente eso pensaba encontrar un pequeño norirlandés cuando abrió la cápsula que se encuentraba en el interior de su huevo de chocolate...pero con lo que se topó fue con algo totalmente inesperado y que, incluso, pudo ser muy peligroso para él.

Anuncios
Anuncios

El pequeño de 5 años estaba jugando con su hermano de tal solo 3 años cuando decidió abrir su huevo Kinder Sorpresa para ver que juguete le había tocado en suerte. Para su sorpresa (nunca mejor dicho) al abrir la cápsula de plástico que viene en el interior del huevo no encontró ni el típico cochecito para montar ni ninguna figurita de alguna serie de dibujos. Encontró unos "extraños cristales".

Afortunadamente, el pequeño no manipuló el extraño hallazgo y se lo mostró de forma inmediata a su padre, quien entrego la bolsita a las autoridades para que analizasen su contenido.

Una vez realizadas las pruebas pertinentes se determinó que la sustancia encontrada era nada más y nada menos que metanfetamina, una droga de diseño altamente adictiva y peligrosa.

Mientras que se investiga como fue introducida esa sustancia en la golosina el fabricante, el Grupo Ferrero, niega tajantemente que la cápsula con la droga estuviese dentro del huevo de chocolate.

Anuncios

No corren buenos tiempos para la marca después de que este mismo producto haya sido prohibido en algunos países por promover la obesidad y después de que una niña francesa muriese por asfixia como causa de ingerir el juguete que venía como regalo dentro de uno de estos huevos.

No queremos pensar en lo que podría haber ocurrido si alguno de los dos #Niños hubiesen creído que los "extraños polvos" que encontraron dentro de su golosina eran comestibles y parte del dulce.

Aunque se está investigando, en estos momentos se desconoce en que parte de la cadena de producción o distribución fue introducida la droga y a quien iba dirigida. #Drogas