Ayer Miércoles tuvo lugar un tiroteo en el edificio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de California (UCLA).

Durante varias horas reinó el pánico en la aulas tras escucharse varios disparos en el campus del centro educativo. Desplegado un fuerte dispositivo policial (que incluía a agentes del Buró Federal de Investigación o FBI) , el recinto quedó clausurado con toda la población estudiantil y docente aislada dentro de sus aulas y despachos a la espera de la captura del presunto tirador.

24 horas después las fuentes policiales han confirmado que el altercado se saldo con dos víctimas mortales: el propio tirador que se suicido tras efectuar los disparos y un docente del centro.

Anuncios
Anuncios

Esta segunda víctima sería el profesor de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial William Klug, que daba clases en el edificio Boelter Hall, dentro de campus del Ciencias de la universidad americana.

Poco se sabe sobre las razones que pudieron llevar a cometer este ataque al tirador pero el hecho de que solo haya una victima y que el hecho de que el asesino se quitará la vida tras matarla nos hace pensar que pudo ser algo personal contra ese profesor en concreto y que él fuese el único objetivo.

Aún no se ha desvelado la identidad del presunto asesino pero el Jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, ha declarado que se encontró un nota junto a los dos cuerpos que bien podría ser una nota de suicidio o una carta de confesión donde el culpable de estos hechos explique sus posibles motivos para cometer este asesinato.

Anuncios

¿Un suspenso?, ¿una expulsión que pudo acabar con la carrera del fallecido tirador?. Sea como fuere, durante varias horas decenas de estudiantes quedaron incomunicados y atrincherados en sus aulas rodeados de agentes SWAT y temiendo por sus vidas mientras cientos de agentes policiales se desplegaban por todo el recinto y rastreaban rincón por rincón para encontrar al culpable del ataque.

Afortunadamente, ninguno de ellos sufrió daño alguno y tras el susto pasado tratan de volver a hacer su vida normal. #Crisis #Estados Unidos