Corea del Norte ha lanzado dos misiles con sólo unas horas de diferencia, uno de ellos voló 400 kilómetros y alcanzó unos 1.000 kilómetros de altitud. Ha tenido cuatro lanzamientos fallidos en los últimos meses, pero este último ha sido una prueba con éxito que hará avanzar un paso adelante a Corea del Norte.

Japón, Corea del Sur, la OTAN y los #Estados Unidos han expresado su estado de alarma por estos últimos misiles lanzados. Se cree que ambos lanzamientos han sido misiles de alcance medio, cuyo alcance es aproximadamente de 3.000 kilómetros, suficiente para golpear Japón, Corea del sur y el territorio estadounidense de Guam, en el Pacífico occidenta.

Anuncios
Anuncios

Un primer lanzamiento realizado falló, algunos funcionarios surcoreanos dijeron que viajó unos 150 kilómetros antes de aterrizar en el mar. El Ministro de Defensa Japonés, Gen Nakatan, dijo que los misiles son una seria amenaza para su país.

Corea del Norte está desarrollando armas nucleares, algo que la ONU prohíbe totalmente, no se puede utilizar la tecnología de misiles balísticos. En enero se llevó a cabo su cuarta prueba nuclear, en ese caso usaron por primera vez una bomba de hidrógeno. Poco después lanzaron un satélite, visto por todos como una prueba de la tecnología de los misiles de largo alcance.

Esta última es,  como mínimo, la quinta prueba de misil de medio alcance que han realizado en los últimos meses. Aunque la mayoría ha terminado en fracaso, este último pudo recorrer una trayectoria de cientos de kilómetros.

Este último misil lanzado parece estar basado en la tecnología que usaban la vieja Rusia de la era soviética en los misiles de los submarinos.

Anuncios

El lanzamiento se realiza en un lanzador de ruedas y fue visto por primera vez en los desfiles militares del año 2003.

Algunos expertos creen que este arma está destinada a ser capaz de golpear las bases estadounidenses de Guam, ese sería el objetivo de Corea del Norte, poder amenazar a Estados Unidos lanzando un misil en Guam.

Se está determinando con claridad el programa de armas nucleares y misiles asociados que tiene Corea del Norte, esto significa que sus pruebas con estos misiles están siendo cuidadosamente vigilados por Washington.