Ocho #Refugiados sirios han muerto a tiros por los guardias fronterizos turcos cuando trataban de escapar de la guerra que sufre el norte de #Siria, según han afirmado fuentes de una organización de #Derechos Humanos. Tres niños, cuatro mujeres y un hombre murieron este sábado por la noche, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que ha señalado que un total de 60 refugiados sirios han sido disparados en la frontera desde comienzos de año.

Seis de las víctimas de este fin de semana eran de la misma familia, según ha detallado el fundador del observatorio, Rami Abdelrahman. "Hemos enviado allí a nuestros activistas y tenemos el vídeo de los cuerpos, pero no lo hemos hecho público porque hay niños involucrados", ha explicado.

Anuncios
Anuncios

Los Comités de Coordinación Local, una red de activistas dentro de Siria, han confirmado la noticia y han declarado que uno de los menores asesinados tenía tan solo 6 años.

Los refugiados sirios han estado haciendo cruces ilegales de la frontera de Turquía, Jordania y Líbano, puesto que se ha hecho prácticamente imposible para ellos salir de Siria legalmente. Los casos de tiroteos en la frontera vienen sucediendo desde al menos el año 2013 y las organizaciones de derechos humanos temen que el número de incidentes haya aumentado desde que los países europeos comenzaron a presionar para frenar los flujos migratorios hacia Europa a finales del pasado año.

Alrededor de 1 millón de refugiados, aproximadamente la mitad de ellos sirios, han llegado a Europa desde Turquía en los últimos dos años.

Anuncios

Turquía se ha comprometido a retirar a todos los que llegaron a Grecia a partir del 18 de marzo de este año. En los últimos meses se ha detenido a sirios refugiados en Jordania y el Líbano por volar a Turquía sin visado. Turquía acoge a más refugiados sirios - 2,7 millones - que el resto del mundo en conjunto y más refugiados - alrededor de 3 millones - que cualquier otro país. Los críticos dicen que Turquía no hace que sea fácil para los refugiados llegar a su territorio. En términos legales, se les trata como huéspedes temporales en lugar de como refugiados con derechos bajo los términos de la Convención de 1951 de la ONU.