Han pasado la noche negándose a ceder la palabra, compartiendo historias de cómo la violencia armada había afectado a sus votantes y lo han publicado en redes sociales. La protesta se ha producido a raíz de los recientes tiroteos de Orlando, el más mortífero en la historia moderna de #Estados Unidos.

Los republicanos, que controlaban el Congreso, desestimaron el control de armas con un truco publicitario que estaba totalmente dirigido a hacer titulares. El jueves se dio por terminada la cámara y no se harán más votaciones hasta después del 4 de julio.

La protesta se llevó a cabo durante horas, hasta que finalmente a la una del mediodía (hora local), John Lewis, hizo que terminara.

Anuncios
Anuncios

Durante el apogeo de la noche del miércoles, los congresistas estaban cantando canciones que decían cosas como “ningún proyecto de ley, ninguna ruptura” y de la década de 1960.

Dependiendo de la perspectiva en que cada persona lo mirase, se podría ver el plantón de dos formas diferentes. La primera forma sería que fuese un truco publicitario descarado con antelación de una pieza peligrosa de la legislación. La otra forma sería que fuese la expresión más pura de la democracia y la desobediencia civil desde la década de los sesenta.

En el momento que los Demócratas empezaron a cantar hubo una ruptura histórica con las tradiciones del congreso. Parece improbable que un hecho así altere la dinámica en una casa dominada por los conservadores que se oponen a las nuevas regulaciones sobre las armas.

Los conservadores consideran usar la lista de terroristas para evitar que puedan comprar armas de fuego.

Anuncios

Dicen que sería un primer paso y de sentido común para abordar la violencia armada desenfrenada que se está cometiendo en los últimos meses.

Decenas de defensores del control de armas y manifestantes se reunieron frente al capitolio el jueves por la mañana para apoyar esta protesta. La intención era quedarse quietos mientras un grupo de miembros de la Cámara continuaban con la sentada en el interior.

La protesta de los demócratas viene a raíz de que Omar Mateen matase a 49 personas en una discoteca gay de Orlando.