En las últimas horas, la reina Isabel II se ha convertido en el centro de debate en las tertulias y periódicos del Reino Unido debido a la supuesta pregunta que lanzó en una cena hace varias semanas: "Dígame tres razones por las cuales Reino Unido debería ser parte de Europa".

El biógrafo británico Robert Lacey, autor de dos libros sobre la reina, ha afirmado en declaraciones al periódico The Sun que "la reina no tiene voto pero yo creo que ella prefiere que salgamos de la #Unión Europea. Esto es lo que yo creo que ella piensa". A preguntas del periodista sobre la supuesta frase de la reina en una cena privada, Lacey comenta que "a la reina le gusta debatir, al igual que a todos nosotros y, ella ha estado debatiendo largamente sobre el tema Brexit con familiares y amigos íntimos".

Anuncios
Anuncios

Y concluye, "pero, en el plano público Isabel II se muestra escrupulosamente neutral".

A principios de marzo, la reina también fue protagonista debido a un artículo publicado por el tabloide británico The Sun cuyo titular era: "La reina apoya el Brexit". El tabloide indicaba por medio de una fuente de información que en una comida entre la reina y el ex vice primer ministro Nick Clegg, Isabel II expresó su disconformidad diciendo que "la Unión Europea está yendo en la dirección equivocada". El palacio de Buckingham salió al paso para afirmar con rotundidad la "no intromisión de la familia real en asuntos políticos".

Por otro lado, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono tras su padre, el príncipe Carlos, pronunció un discurso en febrero tan solo unos días antes de la cumbre europea en Bruselas diciendo que "en un creciente mundo lleno de turbulencias, nuestra habilidad para unirnos en una acción común junto a las otras naciones es esencial".

Anuncios

Muchos vieron en estas declaraciones el apoyo a la permanencia de Reino Unido en Europa. Sin embargo, el príncipe Guillermo negó categóricamente que sus palabras se refirieran a Europa.

Si se produce el Brexit (juego de palabras British+Exit), Isabel II continuaría siendo la monarca de Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y 12 estados más. Sin embargo, la nueva situación podría desencadenar una cascada de referéndums sobre la corona, como el #Referéndum fallido en Australia en 1999. #Gobierno