Un ataque a una discoteca gay de la ciudad de Orlando ha vuelto a dejar a #Estados Unidos profundamente conmocionado. Es el segundo golpe que recibe la ciudad después del asesinato de la cantante Christina Grimmie, participante del popular concurso The Voice y el segundo mayor ataque cometido en suelo estadounidense después de los atentados del once de septiembre de 2001. El asaltante es Omar Mateen un ciudadano estadounidense de origen afgano que fue abatido por la policía después de que entrase en el interior del local armado de un rifle automático, una pistola y un cinturón de explosivos y ha dejado 50 muertos y unos 53 heridos, muchos de ellos en estado muy grave. 

El ataque ha empezado en torno a las 2 de la madrugada, cuando tras intercambiar una serie de disparos con el vigilante del club de seguridad, al ser sorprendido, Mateen se atrincheró en el interior del local, la discoteca Pulse, de ambiente gay, con varios rehenes.

Anuncios
Anuncios

En ese momento, los dueños del local enviaron, a través del servicio de alertas de Facebook para este tipo de actos, un aviso para que todo el mundo desalojara el local. 

Poco después, los miembros del Swat decidieron entrar y liberar a los más de 30 rehenes que permanecían con el asaltante en el interior del local. Finalmente la actuación de las fuerzas de seguridad permitió rescatar al menos a 30 de los retenidos y abatir al asesino. La policía ha detonado controladamente un par de artefactos supuestamente explosivos en forma de chaleco o con otra configuración, ante la posibilidad de que se produjera alguna deflagración. 

La policía está investigando las causas del ataque y no saben, hasta el momento, si enmarcarlo como terrorismo islamista o un ataque de odio contra la comunidad homosexual.

Anuncios

El FBI ha notificado contactos del joven con islamistas radicales, pero el padre de Omar Mateen ha querido desvincular a su hijo de cualquier motivo religioso. El padre, por otro lado, sí que mostrado la postura antihomosexual de su hijo ya que éste mostró rechazo y asco ante la visión de dos hombres besándose, mientras iban juntos en el coche. 

Los cuerpos de seguridad norteamericanos han dejado claro que el ataque, sea del tipo que sea, ha sido obra de un "lobo solitario". De todos modos, el responsable del FBI, Ron Hopper, ha querido dejar claro que el ataque estaba muy bien organizado y que el asaltante estaba muy bien equipado, por lo que las investigaciones siguen.

Las autoridades de todo el mundo, incluidas las españolas han querido rendir homenaje y han condenado el ataque. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha condenado el "deleznable ataque" de Orlando. "Sigamos defendiendo unidos la libertad frente la barbarie y el odio. España con EE UU". #Terrorismo