La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, le ha dicho a varios telediarios que Holyrood podría tratar de bloquear la salida del Reino Unido de la UE. Ella estaba hablando tras el #Referéndum del jueves, en el que se vio a Gran Bretaña votando en un 52% que querían salir de Europa. Sin embargo, en Escocia la imagen era diferente con respaldo de 62% de la gente que quería permanecer.

El líder del SNP, Sturgeon, dijo que "por supuesto” que pediría al MSP a negarse a dar su "consentimiento legislativo". El líder de los conservadores escoceses, Ruth Davidson, insistió con que el Parlamento de Edimburgo no tiene la autorización necesaria para bloquear al Brexit. En una entrevista con el programa dominical político escocés, a la señora Sturgeon se le preguntó lo que el Parlamento escocés haría ahora.

Anuncios
Anuncios

Sturgeon, cuyo partido tiene 63 de los 129 escaños en Holyrood, dijo: "¿El problema que estamos hablando es que tiene que haber un movimiento de consentimiento legislativo o propuestas de la legislación que hace libre al Reino Unido de la #Unión Europea?”. Y tras una larga explicación acabó contestando diciendo: "Viéndolo desde una perspectiva lógica, me resulta difícil creer que no está esa obligación, sospecho que el #Gobierno del Reino Unido tendrá una visión muy diferente sobre eso y tendremos que ver dónde termina esa discusión".

Se podría argumentar que, si se trataba de una batalla constitucional, Westminster tendría la última palabra. Holyrood podría negar el consentimiento para los movimientos legislativos para implementar Brexit. Westminster podría tomar nota de tal veredicto, sin duda con educado agradecimiento, tras eso, proceder a aplicar Brexit en el ejercicio de su soberanía.

Anuncios

“¿Sería prudente? ¿Sería políticamente inteligente?”. Esas son cuestiones diferentes, para discutir si se presenta este problema de verdad.

Para ser claros, Nicola Sturgeon, no está haciendo personalmente un gran problema de esto. Ella no está emitiendo amenazas de dispersión. Ella está tratando de mantener la calma, adoptando la personalidad de uno de los pocos líderes que sirven en estas islas, no dimiten ni aun estando bajo presión para que renuncie.