El #Papa Francisco suele hablar, con naturalidad, de los problemas que ocurren a nivel mundial. 

Al preguntarle sobre la decisión de Reino Unido de salir de la #Unión Europea, Jorge Bergoglio también dio su opinión, aunque fue más cuidadoso de lo que suele ser normalmente.

Sí pronunció una frase de calado. Afirmó que "la guerra ya está en Europa" y los conflictos por la desunión y la independencia no se dan solo entre los distintos estados miembros, sino también dentro de los mismos países. De hecho, citó casos como el de Escocia o el de Cataluña.

Francisco fue precavido y habló con cautela sobre un tema con consecuencias tan importantes como el brexit.

Anuncios
Anuncios

Simplemente, se limitó a reconocer que hay un problema y a pedir diálogo para saber afrontarlo, que es la recomendación que el pontífice ofrece para la mayoría de conflictos.

Entre sus recomendaciones, también pidió fomentar la creatividad de los europeos. 

El Papa siempre ha defendido la solidaridad europea, especialmente con el desempleo juvenil, el cambio climático y la crisis migratoria. 

Las elecciones municipales de Italia, una derrota para Renzi

Por rimera vez, Roma tendrá una mujer alcaldesa