Es difícil de cuantificar. Nunca se llegará a saber con certeza. Pero en solo una semana, podrían haber muerto en el Mar Mediterráneo hasta mil inmigrantes. La última semana de mayo ha sido, hasta ahora, la peor del año en cuanto a rescates y a muertes. 

Para empezar, por la cifra de rescatados. Han sido más de 14.000 los inmigrantes rescatados en aguas del Mediterráneo central. La mayoría partieron del Norte de Libia y fueron rescatados por operaciones de salvamento coordinadas por la Guardia Costera italiana. Al mismo tiempo que se han disparado las llegadas, también se han disparado los naufragios y las muertes.  

En solo una semana ha habido al menos tres naufragios, mientras que podría haber existido un cuarto del que no se ha tenido constancia. 

Hubo barcos que naufragaron el miércoles, el jueves y el viernes.

Anuncios
Anuncios

En todos ellos hubo decenas de muertos. En estos tres naufragios, murieron más de 70 personas, aunque el número de desaparecidos podría superar el centenar. 

En todos los naufragios ocurrió algo parecido. Las mafias de traficantes de personas utilizan barcos viejos, destartalados y en muy malas condiciones. Además, tienen poca gasolina. Normalmente, llevan el combustible suficiente para llegar a alta mar y, desde ahí, realizar la llamada de emergencia. Mientras llegan los guardacostas, normalmente comienza a entrar agua y a cundir el pánico en una embarcación que está repleta de inmigrantes. Los humos de la combustión suelen provocar la muerte a algunos. 

Una vez que los inmigrantes que están a bordo ven que se acercan los barcos de rescate, suelen ponerse muy nerviosos y, ellos mismos, provocar el hundimiento de la barca al agolparse todos al mismo lado.

Anuncios

Los equipos de rescate, al llegar, dan prioridad a salvar a las personas con vida antes que a recuperar los cuerpos de los fallecidos y, por tanto, es difícil cuantificar el número de desaparecidos.

Pero no termina ahí la tragedia. Cuando los inmigrantes rescatados comenzaron a desembarcar en los puertos italianos y a ponerse en contacto con trabajadores de organizaciones humanitarias, saltaron las alarmas. Hablaron de un barco en el que viajaban al menos 500 personas y que, alertaban, nunca llegó a puerto ni fue rescatado en el mar. 

Por tanto, un barco completo repleto de inmigrantes habría naufragado.

Aunque no se podrá conocer el número exacto, las asociaciones humanitarias han cifrado los desaparecidos. ACNUR habla de más de 700 muertos, mientras que Médicos Sin Fronteras, que trabaja en el mar rescatando inmigrantes, ha elevado el número a unos 900. Se basan en el testimonio que los propios rescatados ofrecían al preguntarles. 

Aunque la Guardia Costera italiana en un primer momento lo habría negado, posteriormente reconoció que los inmigrantes hablaban de otra embarcación que nunca llegó.

Anuncios

Podría haberse hundido en el mar, pero las labores de búsqueda de la embarcación o de los migrantes han terminado. Sin tener pistas sobre su posición, es muy complicado. Además, podría haberse hundido el jueves, por lo que encontrar a supervivientes está descartado. 

Crisis migratoria en el Mediterráneo: Se dispara la llegada de inmigrantes

España acoge a 20 refugiados llegados desde Grecia #Crisis #Inmigración