El tirador que ha matado al menos a 50 personas en un club nocturno LGBT en Florida llamó a los servicios de emergencia y juró lealtad al ISIS, según la policía. Omar Mateen, que al parecer llamó al 911 antes del ataque, ha acabado con la vida de al menos 50 personas en el club nocturno Pulse. El #Estado Islámico, que es intensamente anti-LGBT, ha reivindicado la autoría de la masacre, según la agencia de noticias Amaq, afiliada al ISIS, a pesar de que todavía se está cuestionando la veracidad de la información.

El presidente Barack Obama ha declarado en una comparecencia oficial en la Casa Blanca que el tirador era un hombre "lleno de odio" y ha calificado el incidente como el peor tiroteo en la historia de #Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

El presunto autor, de 29 años de edad y nacido en Nueva York, estaba equipado con una pistola y un rifle de asalto. El Council on American-Islamic Relations, el grupo de defensa más grande de los musulmanes en Estados Unidos, ha pedido a la comunidad musulmana que done sangre para los heridos en el ataque.

Por otra parte, la exmujer del presunto autor, abatido en la discoteca tras tres horas, ha declarado que era un hombre violento e inestable mentalmente y que la había golpeado varias veces mientras estaban casados. La exmujer ha explicado que conoció a Omar Mateen por Internet hace unos ocho años y decidió mudarse a Florida y casarse con él. Al principio, el matrimonio era normal, ha dicho, pero luego sufrió abusos.

La empresa de seguridad global que empleaba a Mateen, ha explicado que están "conmocionados y entristecidos" por el asesinato en masa ocurrido en Florida y se encuentran actualmente trabajando con la policía.

Anuncios

Omar Mateen trabajó con el grupo de seguridad G4S Secure Solutions como un agente de seguridad privada en Florida. Las autoridades han detallado que Mateen tenía dos licencias de arma de fuego, una licencia oficial de seguridad y una licencia de armas de fuego en todo el estado. Ninguna de estos permisos vencía hasta septiembre de 2017. #Terrorismo