La situación que actualmente impera en #Venezuela es un asunto que desde las diversas instituciones diplomáticas se ha tratado de abordar. Tal es el caso de la OEA que desde el pasado 30 de mayo y mediante reporte-diagnóstico de la situación a cargo del presidente de dicho organismo han presentado hoy, a petición del mismo  Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), decidió no decidir sobre una posible resolución al tema de la carta democrática para que se pudiera tratar el caso de Venezuela y en consecuencia y previa votación a favor (ese era el escenario ideal), se pudiera enviar una misión de buenos oficios a Venezuela para poder evaluar la situación real que impera en dicho país.

Anuncios
Anuncios

A tal resultado se llegó cuando una vez que todos fijaran su postura diplomática ante tal asunto, ningún delegado solicitó someter lo discutido a votación por lo que Luis Almagro sólo pudo poner en consideración que se revisara el tema en una fecha posterior inmediata.  Y es que según su diagnóstico de la atmosfera democrática y civil de dicho país, las acciones del gobierno comprometen la democracia venezolana y ante tal situación no se pueden quedar inertes pues tienen un compromiso con la organización y el mismo pueblo.

El único consenso que logró obtener es en la postura diplomática que fijaron la mayoría de los miembros, con excepción de Bolivia y Nicaragua; de que verdaderamente Venezuela atraviesa una grave crisis económica y en consecuencia exigen al presidente Maduro un compromiso real y eficiente para poder sortear dicha situación pues el pueblo no puede pasar por las penurias que según diversas organizaciones no gubernamentales están pasando.

Anuncios

En tal virtud la mayoría de los países miembros coincidió con los planteamientos del propio Almagro y las aportaciones de cada uno de los miembros. El compromiso final que lograron alcanzar en un consenso diplomático es que han aseverado que van a monitorear la situación y al mismo tiempo se continuará con los diálogos que mantienen los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá), para fijar una postura más directa con este asunto. #Elecciones #Derechos Humanos