El aterrizaje en Sevilla ha marcado el final de la etapa 15 de la ruta “Solar Impulse”. El piloto del avión solar, Bertrand Piccard, ha hecho avanzar al avión rápidamente sobre el océano después de salir de Nueva York el lunes.

Los directores de la misión ahora están trazando la ruta de Sevilla a Abu Dhabi, donde empezó su recorrido. El proyecto iba a tener su fin en París, para hacerse eco del primer vuelo en 1927 de Charles Lindbergh. Fue el primero en hacer una travesía en solitario.

Finalmente París ha tenido que ser descartada porque había pronóstico de tormentas. Sevilla ha sido elegida como la opción más segura para este avión al tener que cambiar el último  destino.

Anuncios
Anuncios

Solar Impulse se ha movido rápidamente alrededor de la Tierra desde que se renovó su desafío en Hawaii en Abril de este año, ya que llevaba allí desde mayo de 2015. En 2015 el avión voló ocho etapas desde Abu Dabi a Kalaeloa. Incluyendo el viaje más largo de 4 días y 21 horas de Nagoya (Japón) a Kalaeloa (Hawaii), que fue su última parada hasta este año.

El motivo de esta parada de meses de duración fue que sus baterías se dañaron. Entre las reparaciones y la recarga del avión hasta que tuvo la carga suficiente para volver a volar, pasaron diez meses.

El avión está cubierto con 17.000 células fotovoltaicas. Estas alimentan los motores eléctricos directamente y cargan las baterías de iones de litio, estas baterías son las encargadas de que el avión pueda volar si no hay sol.

Este proyecto no está destinado para que sea un cambio en el futuro de la aviación, no se pretendía eso.

Anuncios

Lo que se pretende con este proyecto es demostrar las posibilidades que tiene la energía solar.

El señor Piccard comparte las tareas del vuelo con su socio en los negocios, Andre Borschberg. El ex piloto de la Fuerza Aérea Suiza se hará cargo de la siguiente etapa que tendrá lugar a través del Mediterráneo.

Para hacer este recorrido, partiendo desde París era más complicado que desde Sevilla, así que en ese sentido están más animados. Así lo ha hecho saber Yves Andre Fasel, el enlace con el control del tráfico aéreo. #Energías renovables