El suburbio de Damasco situada en Daraya ha recibido su primer convoy de ayuda desde noviembre de 2012 según la Cruz Roja. Los funcionarios de ayuda de la ONU habían dicho que la ciudad estaba sufriendo la escasez desesperada de alimentos, agua potable y medicinas.

Un alto el fuego de 48 horas para la ciudad, que se encuentra al sur de la capital Siria, entró en vigor el miércoles cuando aún era temprano. Las vacunas, leche para bebés, medicamentos y productos nutricionales estaban siendo entregados, dijo el máximo cargo de la ONU.

Por otra parte, la ciudad estaba siendo controlada por los rebeldes de Muadhamiya, en el noroeste de Daraya, recibió la entrega de paquetes de alimentos y harina de trigo este miércoles, un mes tras el último convoy de ayuda. En abril, la ONU dijo que al menos 4.000 personas fueron sitiadas en Daraya por las fuerzas del gobierno sirio.

Anuncios
Anuncios

Su suministro de electricidad fue cortado hace más de tres años y medio. En Abril, hablando de la ayuda de emergencia con coordinador de la ONU, Stephen O'Brien, dijo que el gobierno sirio había ignorado "innumerables" peticiones de permiso para ayudarles.

A un convoy de ayuda se le bloqueó la entrada de la ciudad el mes pasado, a pesar de todas las partes involucradas que acordaron que podía ser entregado. La última entrega se hizo por los equipos de las Naciones Unidas, el Comité Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja Siria.

El pueblo sirio, en el estado 'muy grave', pero ¿qué queda de Siria? El Ministerio de Defensa de Rusia dijo el miércoles que había acordado una pausa con las autoridades sirias durante 48 horas para permitir la distribución de ayuda humanitaria en Daraya.

Anuncios

Limita con un aeropuerto militar utilizado por los aviones rusos en apoyo del gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Fue una de las primeras ciudades que informe las manifestaciones contra el régimen de Assad, y ha estado bajo sitio desde finales de 2012. El Observatorio Sirio en el Reino Unido para los Derechos Humanos informó de enfrentamientos esta semana entre los grupos rebeldes y combatientes del gobierno en las afueras de Daraya. La ONU estima que hay más de 4,6 millones de personas que viven en zonas de difícil acceso en Siria, incluyendo 600.000 en una zona sitiada. #Crisis #Calidad de vida