El comienzo del verano da inicio también a uno de los más cruentos festivales del mundo, el festival de la carne de perro de Yulin. Esta localidad, situada al sureste de China, se convierte en estos días en el punto de mira de los defensores de los #Animales, que se oponen a esta carnicería canina y denuncian las terribles condiciones que sufren los canes, así como la dureza de su sacrificio.

Se calcula que unos 10.000 perros serán sacrificados este martes 21 de junio con el objeto de convertirse en el plato principal de las mesas de la provincia china de Guangxi. El mercado de Dashichang, en Yulin, mostraba en los días previos a esta "celebración" miles de jaulas apiladas repletas de perros y gatos hacinados listos para el sacrificio.

Anuncios
Anuncios

Los animales sobreviven en terribles condiciones, sin bebida ni alimento. Mucho de ellos mueren a golpes, ante la creencia que la mayor liberación de adrenalina que provoca esta horrible muerte, potencia el sabor de la carne. Una vez sacrificados, los perros llenan el mercado al aire libre de Dongkou, donde los canes despellejados aparecen colgados de ganchos de carnicería listos para ser cortados y vendidos a los clientes. Las organizaciones en defensa de los animales denuncian, en base a un estudio de la Fundación de Animales de Asia de 2015, que muchos de estos perros provienen de mascotas robadas o abandonadas y alertan, por tanto, del probable riesgo sanitario.

Esta "fiesta" de la carne de perro y licor de lichis está basada, según sus defensores, en años de tradición en esta región.

Anuncios

Además, justifican el consumo de la carne de perro equiparándolo al consumo de carne de cualquier otro animal. Los consumidores de carne de perro alegan también que el consumo de esta carne enfría el cuerpo y es muy beneficiosa en la época veraniega. Por otro lado, los que se oponen este festival niegan que se base en una tradición alimentaria de la zona. De hecho, la realidad es que cada vez un mayor número de personas en China se manifiesta en contra del consumo de carne de este animal de compañía. Si a esto le sumamos que los chinos de clase media tienen cada vez más perros como mascotas, tanto la población como las autoridades son cada vez más reacios al consumo de carne de perro y a este tipo de celebraciones. #Denuncia