Según el alcalde del Ayuntamiento de Tel Aviv, el Gay Pride de este año en Tel Aviv fue el más multitudinario de toda su historia, con doscientas mil personas que tiñeron la ciudad entera de los colores del arcoiris, convirtiéndola en punto de referencia para el turismo LGBT de todo el mundo. Sin embargo, activistas de la comunidad gay de Tel Aviv han denunciado este sábado que el #Gobierno ha usado el festival como un lavado de imagen para mostrar una cara liberal y acallar la ocupación de territorios palestinos.

El Gobierno ha gastado varios millones de euros solamente en publicidad. Han gastado solamente trescientos mil euros para pintar un arcoiris en un avión turístico, ha afirmado Imri Kalman, codirector de la mayor organización LGBT israelí Aguda.

Anuncios
Anuncios

La denuncia de Kalman se suma a las reiteradas acusaciones de activistas árabes que afirman que el impulso del Gobierno por mostrar su reputación de tolerancia sexual se trata en realidad de una cortina de humo que han denominado como "pinkwashing".

Las organizaciones por los derechos homosexuales ya habían amenazado con la cancelación del festival de este año, decidiendo finalmente una negociación para obtener un aumento en las ayudas estatales para el colectivo. Las negociaciones se tradujeron en una suma de 2.5 millones de euros para las organizaciones LGBT en el transcurso de tres años por parte del Ministerio de Finanzas. Sin embargo, la misma suma fue empleada únicamente para la promoción publicitaria del evento, provocando la cólera de los activistas. Un mes antes ya habían conocido el destino del dinero para promocionar el festival en el extranjero, cifra que supera diez veces las ayudas estatales al colectivo.

Anuncios

Mientras tanto, el alcalde de Tel Aviv Ron Huldai declaraba a los medios internacionales y agencias de noticias "Hemos marchado hace muchos años y ahora seguimos haciéndolo reclamando igualdad y esperando que el pluralismo, la tolerancia y las libertades de esta ciudad se extiendan a todo el país, a todo Oriente próximo y a todo el mundo", declaraciones que parecen reafirmar las denuncias de Kalman y Aguda.

  #Derechos Humanos