Como es de esperarse, ante el nuevo escenario geopolítico, las reacciones se han estado manifestando de manera continua respecto a los efectos de la elección a favor del brexit. Ahora el tema es la relación diplomática que se podría presentar ante este nuevo escenario entre el Reino Unido, la #Unión Europea y #Rusia. En las últimas horas se ha planteado una acusación de una campaña para permanecer en la UE sostuvo que el Kremlin apoyaba secretamente el Brexit con miras a debilitar a Europa, lo cual resulta deliberadamente inesperado. Por supuesto que la información poco a poco se va revisando pues no existe un comunicado oficial al respecto de ningún actor político involucrado en esto.

Anuncios
Anuncios

Por lo pronto, se ha despertado un fuerte interés por los analistas de determinar si se obtiene un beneficio real y contundente por parte de Rusia, la pregunta clave de todo esto es la siguiente: ¿Está el líder del Kremlin encantado con el Brexit? Naturalmente que la pregunta hasta cierto punto resulta un tanto trivial e incluso me atrevería a decir que infantil. O mejor dicho, muy abstracta y personalista. Lo que se puede rescatar al respecto es que de este tema ya se ha pronunciado Putin, el presidente de Rusia afirmando que el brexit dará resultados "positivos y negativos" para todos los involucrados en este tipo de escenarios internacionales.

La tarea para el Reino Unido es lograr que contrasten la turbulencia y la incertidumbre en el extranjero, si no son capaces de llevar con éxito esta tarea, difícilmente lograrán una estabilidad.

Anuncios

Eso lo ha entendido perfectamente Rusia, por tal razón han estado trabajando fuertemente con su aparato de los medios de comunicación para proyectar una imagen de "estabilidad" en casa, tratando de argumentar que son inmunes e independientes de este tipo de acciones, aunque recuerdan que precisamente la Unión Europea estableció sanciones contra Rusia desde el punto de vista comercial, no ven la necesidad de encontrar una fisura en el poderío económico y comercial de la misma Unión Europea para atacarla diplomáticamente.

Al final del día, la UE está bajo una enorme presión, y ella sola deberá sortear los nuevos retos por lo que Rusia no pretende sacar ventaja de todo ello, según afirma la vocería del gobierno. Además no pueden olvidar que en lo que arroja los números, en el renglón del comercio, la UE continúa siendo el mayor socio comercial de Rusia.

  #Vladimir Putin