Noticias como las que a continuación se va a relatar, nos hace preguntarnos de manera insistente: ¿Cómo es posible? Y es que situaciones como el asesinato de un padre de la niña menor ocurrida en Reino Unido, atentan contra toda lógica humanitaria y fraternal; y más cuando se percata uno que el contexto de tan trágico evento fue en cierto modo tendencioso, como se verá más adelante. Lo cierto es que el padre Ben Butler purgará 23 años de prisión por matarla a golpes, mientras que la sociedad británica se cuestiona el porqué de estos eventos.

Lo primero que se cuestiona ante el antecedente legal al cual se enfrentaba el padre de la niña llamada Ellie Butler es su comportamiento violento, que lo llevó, cuando la niña tenía precisamente meses de nacida por un evento de violencia doméstica, a perder la patria potestad de su hija.

Anuncios
Anuncios

Tiempo después ante la apelación del fallo de dicho padre, la justicia determinó que debería de estar con sus padres la niña, lo cual, fue señalado por los abuelos maternos como un grave error de la justicia y vaticinaban que esto podría acabar con sangre en sus manos. Lo que finalmente sucedió.

La jueza que determinó que la niña regresara con sus padres señaló como un argumento jurídico que si bien es cierto que el padre de la niña había estado en la cárcel, todo ser humano tiene la oportunidad de cambiar y es por tal razón que él inició una batalla legal para revocar la condena. De manera insistente se señaló que se corría un riesgo en todo esto pues la familia cercana consideraba que no había cambiado, al contrario, jamás dejó de tener un comportamiento irritable y violento. Y la juez insistía en que las convicciones pasadas de Butler incluyen ataques a adultos y no a menores, lo cual resultó ser una ofensa para la comunidad británica que poco a poco empieza a tener más detalles sobre este incidente.

Anuncios

Ante tal desenlace las investigaciones están siendo muy exhaustivas y tratan no sólo ya de castigar al padre sino a la jueza y, sobre todo, tener un referente tajante para evitar este tipo de situaciones de gran calado y del que muchos lamentan ser un error verdaderamente inevitable, se dio en esto una imprudencia jurídica. #Violencia de género #Denuncia #Misterio