La crisis política económica y alimentaria que atraviesa la #Venezuela ha ocasionado una oleada de protestas populares que terminan siendo violentas por las circunstancias en las que suceden. La mayoría de estudiantes universitarios ya han anunciado paro de actividades académicas para tomar las calles en jornada de protesta contra las políticas económicas que aplica o deja de aplicar el gobierno venezolano.

El presidente Nicolás Maduro ha declarado reiteradamente que la situación económica mejorará progresivamente en el próximo semestre. Por su parte líderes opositores aseguran que mientras se mantenga el mismo gobierno la situación será cada día más complicada y apuestan por realizar un referendo revocatorio contra el presidente.

Anuncios
Anuncios

Saqueos y protestas son frecuentemente las acciones que toman los venezolanos para reclamar abastecimiento de comidas y medicinas a la vez que piden sea permitida la ayuda internacional para abastecer el mercado. El Gobierno se ha limitado a no declarar a respecto, algunos analistas consideran que las ayudas internacionales no son permitidas porque se estaría enviando un mensaje al mundo de la profunda crisis existente en el país.

Recientemente han ocurrido protestas que finalizan con hechos violentos que lamentar como lo ocurrido en el Consejo Nacional Electoral donde el Jefe de la bancada opositora Julio Borges, fue herido en su rostro por grupos colectivos afectos al gobierno. También el secretario de la MUD fue agredido cuando se disponía a protestar frente al ministerio de alimentación.

Anuncios

Henrique Capriles, líder opositor, fue atacado con gas cuando se encontraba en una marcha que exigía al CNE fechas para el referendo revocatorio. Sedes vinculadas al partido de gobierno como alcaldías chavistas, oficinas del Partido Socialista PSUV, supermercados de control estatal, entre otros organismos han sido puntos de protesta donde los ciudadanos exigen comida y medicinas, también han sido los lugares donde algunos ciudadanos han fallecido producto de grupos armados al margen de la ley y otros terminan siendo detenidos por los cuerpos policiales.

La oposición ha tratado de canalizar a la población por el camino constitucional asegurando que es el referendo revocatorio el que permitirá cambiar la situación del país, a la vez que advierten al gobierno que la explosión social irá incrementando en la misma medida en que ellos se nieguen a la realización de elecciones a través de maniobras políticas sobre el máximo poder electoral.

La comunidad internacional está atenta a lo que acontece en Venezuela y el próximo 23 de Junio será discutida una sanción política al gobierno venezolano con la posible activación de la Carta Democrática. Miembros del gobierno de Nicolás Maduro acusan  a la oposición de promover focos de protestas o saqueos para tratar de crear un escenario que les favorezca en la próxima Asamblea de la OEA.