Al menos doce personas han muerto en unos ataques suicidas con bombas en un suburbio de Damasco, que es un lugar sagrado, el santuario chiíta de Siria, según los medios estatales.

El grupo del #Estado Islámico contó que había tres militantes, dos llevaban cinturones explosivos y el otro llevaba un coche bomba. Los tres llevaron a cabo los ataques en Sayyida Zeinab, a 10 km. al sur del centro, y al menos otras cincuenta y cinco personas resultaron heridas. Las fuerzas de seguridad siguen inspeccionando el lugar de la explosión.

Sayyida Zeinab, es una zona predominantemente chií, ha sido un blanco frecuente de los ataques de los grupos yihadistas.

Anuncios
Anuncios

El grupo Sunni IS dice que estaban detrás de al menos otras dos bombas en el distrito a principios de este año, en ese ataque murieron más de ciento cincuenta personas.

¿Qué queda de Siria después de cinco años de guerra? Medios de comunicación estatales sirios dijeron que Sayyida Zeinab fue alcanzado por dos explosiones el sábado en un ataque suicida en la entrada a la zona y luego un ataque con coche bomba en la calle al-Tin, no lejos del santuario.

“Había un gran número de mujeres y niños entre las víctimas, algunas de las heridas eran graves”, explicó la agencia de noticias Sana. La agencia de noticias Amaq dijo que tres ex militantes llevaron a cabo los ataques.

El santuario de cúpula dorada, Sayyida Zeinab, contiene la tumba de una de las nietas del profeta Mahoma, y ​​sigue atrayendo a muchos peregrinos chiíes a pesar de la guerra civil.

Anuncios

Combatientes chiítas de toda la región se han unido al conflicto en Siria con el argumento de que ellos desean proteger el santuario de la guerra civil, según los observadores.

El movimiento chiita libanés Hezbolá, ha citado como una razón clave que eligió luchar en el lado del presidente sirio Bashar al-Assad. Pero esto ha hecho de este barrio un objetivo primordial para los enemigos del gobierno, incluyendo el Estado Islámico. Más de 250.000 personas han muerto y once millones han abandonado sus hogares en más de cinco años de guerra civil en Siria.