Con el país preso de una grave #Crisis económica, los venezolanos perdieron esta madrugada media hora de sueño cuando adelantaron sus relojes para ahorrar energía, según órdenes del presidente del Gobierno, Nicolás Maduro. A las 02:30 hora local, la nación sudamericana cambió la hora a las 03:00, cuatro horas por detrás del Meridiano de Greenwich. 

La medida, anunciada a mediados de abril, forma parte de un paquete de medidas que persigue #Venezuela para hacer frente a su grave escasez de electricidad. El país ya viene sufriendo apagones de suministro eléctrico durante estos últimos días, además de la reducción de la semana de trabajo del sector público a sólo dos días a la semana, junto con el cierre de todas las escuelas del país los viernes. 

El gobierno socialista de Maduro asegura que esta crisis eléctrica está propiciada por el fenómeno climático de el Niño, que ha secado las presas hidroeléctricas de la nación.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, la oposición acusa a la mala gestión del gobierno como clave para esta crisis energética y la escasez de alimentos y artículos de primera necesidad. Incluso en los últimos días, Venezuela se está quedando sin papel para poder crear billetes en efectivo. 

Al anunciar el cambio de hora, el ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, dijo que el uso de la iluminación nocturna y los aires acondicionados estaban minando especialmente la red de suministro eléctrico. Adelantar media hora los relojes supondrá disfrutar de más luz al día y que no oscurezca tan temprano. 

Lo más curioso del caso, es que Venezuela es el país con mayores reservas de petróleo del mundo, pero no usa el crudo como fuente de energía local. Maduro culpa de esta situación a la guerra económica que los capitalistas internacionales tienen contra su país, y se ha mostrado comprometido a seguir adelante con la revolución socialista lanzada en 1999 por su difunto predecesor, Hugo Chávez. 

La oposición ha estado presionando a Maduro desde el pasado mes de enero para que abandone su cargo.

Anuncios

Tanto es así que ya han reunido las firmas necesarias para comenzar a organizar un referéndum para derrocar al presidente. Si la junta electoral verifica las firmas y las acepta, la oposición contaría con un apoyo máximo para sacar a Maduro del poder.