Últimamente estamos más que acostumbrados a ver por la televisión o por internet noticias que parece mentira que sean realidad, esta por ejemplo es una de ellas y es que como puede creerse alguien que una #Mujer atropellara a la mujer de su amante en dos ocasiones hasta romperle las dos piernas.              

La noticia ocurrió en Tenesse, Estados Unidos, una esposa sospechaba que su marido de estaba siendo infiel, asi que decidió hacerle caso a su instinto e ir a investigar si era cierto o no. Después de que la mujer pudiera confirmar sus sospechas, muy cabreada fue a pedir explicaciones a su marido y a su amante. La mujer primero reprendió al hombre pero este consiguió escapar y fue entonces cuando fue directa hacia la amante.

Anuncios
Anuncios

La amante, que estaba disfrutando del marido de otra, logró subirse a su coche como pudo, hecho que ocasionó que la esposa la persiguiera a pie y rompiera la ventanilla trasera del vehículo y le ocasionara algunos golpes a este.                 La amante no fue capaz de contener la ira y la rabia al ver que su vehículo estaba lleno de golpes y con la ventanilla hecha añicos, por lo que en un momento de ira dio marcha atrás a toda velocidad y acabó atropellando a la esposa.

Lo peor de todo esto, es que no le bastó con haberla atropellado una sola vez, pasó por encima de la mujer en dos ocasiones dejando a la esposa debajo del vehículo.

Cuando la esposa pudo finalmente reaccionar se dio cuenta de que sus dos piernas estaban rotas debido al atropello, fue entonces cuando empezó a gritar sin medida pidiendo ayuda.

Anuncios

Al escuchar los gritos de su mujer, el marido volvió para ayudarla deteniendo así a su amante, pero finalmente la dejó ir.

El video del atropello fue subido a las redes sociales y ya se ha hecho viral.     

Los hechos han generado muchas opiniones al respecto. Unos dicen que ella se lo buscó por ir a provocar, otros dicen que sea por lo que sea no es motivo para acabar pasando con un vehículo por encima de otra persona. El debate está servido. #Accidentes