La primera palabra que Michel Temer pronunció para el pueblo de #Brasil fue, "Confianza". Las filtraciones de algunos audios en los últimos días hacen imposible que esa palabra sea la mejor elegida para calificar lo que los brasileños comienzan a sentir por el gobierno deTemer.

Romero Jucá, senador por 20 años del estado de Roraima,  perteneciente al Partido del Movimiento Democrático Brasileño, está  acusado por el pago de comisiones ilegales. Uno de los hombres más allegados a la presidencia, ha pasado a ser el ex Ministro de Planeamiento del Presidente de facto Michel Temer. Fue la primera cabeza echada a rodar en el escándalo que se cierne sobre el nuevo gobierno

Sergio Machado, ex presidente de Transpetro, empresa distribuidora de gas y petróleo, subsidiaria de Petrobras, es la otra voz en el audio, de más de una hora de duración, que implica a Jucá en la conspiración para destituir a Dilma Rousseff y de esa manera con Temer a cargo del gobierno, manejar la investigación por actos de #Corrupción, de la petrolera estatal.

Anuncios
Anuncios

El diario la Folha de Sao Pablo, difundió los audios, de conversaciones  telefónicas, obtenidas por la Fiscalía General, que comprometen a varios funcionarios brasileños. En ellos se evidencia la trama del golpe de estado, que tiene casi como su principal motivo, lo que Jucá denomina la "sangría" que deben frenar, refiriéndose a la Operación Lava Jato. A lo que Machado responde, “si, una cosa política y rápida". Ambos manifestando la preocupación y la necesidad de parar a Rousseff  y a la investigación por la corrupción de la  empresa petrolera del estado brasileño.  Ésta conversación tuvo lugar durante el mes de marzo, antes de que fuera votado el impeachment a Dilma Rousseff.

Según publicó La Nación, el diario argentino en su versión on line,  Ricardo Berzoini el ex secretario de la presidencia, señaló la publicación de la Folha, como reveladora del verdadero motivo para destituir a Dilma Rousseff, y golpear a la democracia de Brasil.

Anuncios

El diario la Folha de Sao Pablo, ha manifestado abiertamente su posición en éste sucio entramado político, abogando por la celebración del adelanto de los comicios en el país latinoamericano. Lo que textualmente fue expresado de la siguiente forma: “ni Dilma ni Temer se encuentran en condiciones de gobernar en la coyuntura”. Coincidentemente es la idea que está madurando en la opinión de gran parte, sino en la mayoría de los ciudadanos brasileños.