Ted Cruz dio ayer noche por finalizada su campaña para ser elegido el candidato republicano de cara a las próximas #Elecciones presidenciales. El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, declaró a Trump el "presunto nominado" del partido, tal como se denomina a los aspirantes que serán los candidatos pero que todavía no lo han conseguido matemáticamente. Priebus, instó a través de las redes sociales a apoyar a Trump. "Todos tenemos que unirnos y enfocarnos en derrocar a Hillary Clinton", escribió en su cuenta de Twitter.

El estado de Indiana se había convertido en la piedra angular del candidato afín al movimiento del Tea Party.

Anuncios
Anuncios

Tras la abultada victoria de Trump (17 puntos),Ted Cruz se hace a un lado. "Desde el principio he dicho que continuaría siempre que hubiese un camino viable para la victoria. Esta noche, siento decir que parece que ese camino se ha cerrado", esgrimió el senador con gesto serio.

En un movimiento sin precedentes, Cruz y el gobernador por Ohio John Kasich habían anunciado en abril que irían juntos y se dividirían los estados con el firme propósito de privar a Trump de obtener los 1237 delegados necesarios. Kasich le dejó vía libre a Cruz en Indiana mientras que éste pensaba hacer lo mismo con el gobernador de Ohio en Oregón y Nuevo México. Pero, el magnate multimillonario frustró en la noche de ayer sus planes.

La victoria de Indiana es la número 28 de Trump en estos tres meses de votaciones y mítines.

Anuncios

Tan sólo le hacen falta 184 delegados para conseguir la nominación.

Tras conocerse la renuncia del senador de Texas, Donald Trump compareció en su rascacielos de Nueva York y alabó a su antiguo competidor. "Es un hombre fuerte e inteligente que tiene por delante un futuro increíble", concluyó. Kasich hizo lo propio escribiendo en su cuenta personal, "el senador Ted Cruz debería estar contento de su fuerte y disciplinada campaña".

Kasich continúa en la carrera a la candidatura republicana. "Los resultados de esta noche no alteran los planes del gobernador", escribió el director de campaña John Weaver en una nota de prensa. "Nuestra estrategia siempre ha sido y continúa siendo ganar la nominación republicana en la convención del partido".

Con la renuncia de Ted Cruz se pone fin a un cruce de acusaciones que comenzó cuando Donald Trump se hizo eco de una información publicada en el periódico "The National Enquirer" que relacionaba al padre de Cruz, el cubano Rafael Cruz, con el asesino del presidente John F Kennedy, Lee Harvey Oswald. El senador de Texas respondió diciendo que Trump combina las mentiras con un "ejercicio de narcisismo" nunca visto antes. La candidata demócrata, Hillary Clinton, también fue blanco de las críticas del magnate por ser mujer. #Estados Unidos