La policía alemana que investiga la muerte de dos mujeres cree  que fueron víctimas de una pareja que las mantuvo como rehenes y las torturó. Dicen que un hombre y su ex mujer ponían los anuncios para atraer a las mujeres a su casa. Los sospechosos - Wilfried W, de 46 años, y Angelika B,  de 47 - fueron detenidos el pasado miércoles y acusados ​​de homicidio involuntario. El hombre niega todas las acusaciones, pero se le informó de que su pareja había confesado. Los detectives creen que puede haber más víctimas y están buscando la casa de la pareja en Hoexter, al noroeste de Alemania.

Los agentes llevan semanas investigando la muerte de Susanne F, una mujer de 41 años de edad, que creen que fue cogida como rehén y torturada en la vivienda de la pareja.

Anuncios
Anuncios

Ese caso salió a la luz cuando la pareja presuntamente trató de llevar a la mujer gravemente herida a su casa en Baja Sajonia, este mes de abril. Sin embargo, su coche se averió y mientras esperaban un taxi, la salud de la mujer empeoró. Llamaron a una ambulancia pero la mujer murió poco después en el hospital, donde sus heridas levantaron sospechas y denunciaron el caso.

El martes la policía, en una conferencia de prensa, declaró que creían que la pareja había matado y desmembrado a otra joven antes de deshacerse de sus restos en su chimenea.

Annika W, de 33 años, también de Baja Sajonia, murió en agosto de 2014. Ésta, al igual que Suzanne M, había respondido a un anuncio que pusieron a finales de 2013.

Ralf Meyer, fiscal general del caso dijo: "La víctima sufrió una y otra vez tortura física de gravedad, como ser golpeada en todo el cuerpo, encadenada a los radiadores, ser esclavizada y golpeada".

Anuncios

Añadió: "A veces, la víctima tuvo que dormir en el suelo desnudo de una cámara frigorífica. Por lo tanto, su condición física cada vez empeoraba." Dijo que en el verano de 2014 la víctima llegó a un estado que amenazaba su vida y finalmente murió el 1 de agosto de 2014.

La policía cree que el motivo más probable de los asesinatos era de índole sexual. Han informado de que Angelika B ha hecho una confesión completa, argumentando que sólo obedecía al hombre después de ser torturada también por él. Otras investigaciones indican evidencias de sus afirmaciones.

El jefe de la investigación, Ralf Oestermann, dijo a la prensa que los agentes estaban llevando a cabo un examen forense detallado de la vivienda. "No podemos excluir totalmente que otra mujer muriese allí". Los nombres completos de los implicados en el caso no se han hecho públicos por las leyes de privacidad alemanas. #Unión Europea