La crisis política en #Brasil se prolonga. Ahora, con la renuncia de un ministro del #Gobierno transitorio de Michel Temer, el desconcierto y las divisiones de opiniones aumentan.

Romero Jucá tenía apenas 11 días con el cargo de Ministro de Planeamiento, cuando decidió renunciar,  luego de salir a la luz una conversación telefónica comprometedora que sostuvo con el  ex presidente de la agencia de transportes Petrobras, Sergio Machado. La información filtrada fue dada a conocer por el diario brasileño Folha de Sao Paulo, la cual supone una posible conspiración por parte de Jucá para obstaculizar la operación Lava Jato,  investigación dispuesta a examinar el caso de #Corrupción Petrobras.

Anuncios
Anuncios

Romero Jucá confirmó la validez de la grabación, pero también aseguró que no tenía nada que temer y que no le debía nada a nadie. Luego de las acusaciones en contra de su persona, Jucá dijo estar dispuesto a continuar con el cargo y que no tenía ningún motivo para dejarlo. Sin embargo, este lunes se corroboró que dejaría el cargo temporalmente debido al escándalo originado por las grabaciones  telefónicas.

Un portavoz del Ministerio de Planificación informó oficialmente la renuncia temporal de Romero Jucá: “Debido a toda la especulación acerca de la noticia, decidió que va a renunciar por el momento con el fin de asegurarse de que todo va a ser de acuerdo con la ley"

Michel Temer es el actual presidente temporal de Brasil desde el 12 de mayo, luego que se aprobara dar inicio al juicio contra la presidenta Dilma Rousseff por irregularidades administrativas durante su mandato.

Anuncios

Y ahora, Temer puede pagar un alto precio por incluir en su gabinete personas involucradas en escándalos de corrupción.  Pero esto no es algo novedoso en la élite política brasileña, la deshonestidad parece estar insertada en la mayoría de los dirigentes del país. Centenas de casos de corrupción de la empresa Petrobras han sido expuestos, y todavía esta gran red de lavado de dinero sigue poniendo en evidencia a los culpables.