Hemos informado en este diario de las iniciativas rayanas en la Edad Media que la América profunda ha implantado últimamente como Leyes, o estuvieron a punto. Pero hay algo que aquí hiere muchas sensibilidades, que a la población más ultraconservadora de esa América no le conmueve en lo más mínimo, o lo ignora tanto como puede.

Diarios como el británico The Guardian informan que el Senado del Estado de Misisipi ha decidido que un proyecto de Ley, presentado hace dos meses por una congresista estatal republicana, Sally Doty, que los malos tratos son un pretexto claro para pedir el Divorcio y quedan descartado.

Es decir, que Misisipi, uno de los Estados de la Unión más ultraconservadores (por ejemplo, el dramaturgo Tennesse Williams no es bien visto allí y una película basada en una obra suya, “Propiedad condenada”, de 1966, tuvo que rodarse bajo fuertes medidas de seguridad), donde la Biblia se utiliza para todo, como el Corán en Arabia Saudí, aunque de manera aparentemente más civilizada, no considera anticristianos los malos tratos en el Matrimonio.

Sally Doty es del Partido Republicano, como hemos dicho, pero sabe que los malos tratos “son una epidemia en Misisipi”. Una activista de una casa de acogida a víctimas de esta lacra, Lorine Cady, defiende que esto sea uno de los primeros motivos para el Divorcio. La Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica denuncia que en este Estado, una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres la han sufrido.

Anuncios
Anuncios

La Ley pasó por la Comisión Judicial del Senado estatal, luego por el Congreso estatal, pero al volver al Senado, se quedó ahí, y pasado el tiempo que la Legislación exige, fue rechazada.

Cady reconoce, decepcionada, que “Creo que aquí la gente tiende a apoyarse en la Biblia para tomar decisiones sobre el Divorcio. No están teniendo en cuenta lo que ésta dice sobre ayudar a las mujeres”. Se refiere que en algún pasaje del libro sagrado cristiano se habla de que el abandono justifica un Divorcio cumpliendo la Ley. Pero como no es suficiente causa para las mentes del Senado, “rezaré por ellos”, dice ella con ironía.

Los Juzgados locales son muy estrictos cuando una víctima de estos casos pide divorciarse, y exigen pruebas de que no sólo ocurre, sino que es habitual en el matrimonio que lo padece.

Anuncios

Mientras, Doty volverá a presentar el mismo proyecto de Ley en nuevas sesiones parlamentarias, con alguna rectificación para que sea más eficaz, y Cady lamenta que los malos tratos “seguirán siendo el pan nuestro de cada día” para las mujeres “y también para algunos hombres” hasta que haya una Ley que erradique lo que pasa.

En EE.UU. también está la polémica actual del ya más que posible candidato a Presidente republicano, Donald Trump, cuyos discursos no sólo atacan al sexo femenino en general, sino que hace tiempo confesó que la escena de cine que más le emocionó fue una de “Pulp fiction” de Quentin Tarantino, donde un hombre hacía callar a su #Mujer a punta de pistola… Sin comentarios. #Estados Unidos #Violencia de género