La primera de las niñas de Chibok rescatada después de más de dos años como prisionera de #Boko Haram ha afirmado que la gran mayoría de sus compañeras de clase están todavía "vivas y se encuentran bien". Amina Ali Nkeki fue encontrada por una patrulla de vigilantes este martes en el Bosque Sambisa, donde el grupo yihadista tiene cautivas a las niñas desde que fueron secuestradas en una incursión en una escuela en abril de 2014. Seis de las 219 niñas han muerto durante el largo período de cautiverio, ha explicado, pero el resto todavía están detenidas en una zona "fuertemente custodiada" por Boko Haram en el bosque.

Activistas de la campaña Bring Back Our Girls han explicado que Amina, que ahora tiene 19 años, fue encontrada con un bebé de un año de edad que ha sido llevado a una instalación militar en el estado de Borno.

Anuncios
Anuncios

Olatunji Olarewanju, un representante de la campaña en Nigeria, ha declarado que la identidad de Amina ha sido confirmada por su madre. Por su parte, el tío de Amina, Yakubu Nkeki, ha asegurado que había sido llevado a Chibok la noche del martes tras ser encontrada su sobrina y que se había reunido con su madre. El padre de Amina murió durante el cautiverio.

Reacción internacional

La captura de las niñas de Chibok en la noche del 14 de abril de 2014 provocó una reacción internacional y personas de todo el mundo se unieron a la causa #BringBackOurGirls, incluida la mujer del presidente estadounidense Michelle Obama, que se unió a las peticiones que se llevaron a cabo en las redes sociales. Los militantes atacaron una escuela en medio de la noche, llevándose a 276 niñas en camiones. Decenas de ellas lograron escapar en las primeras horas después de su secuestro, algunas saltando desde los camiones en movimiento.

Anuncios

Con la información proporcionada por Amina, se calcula que actualmente hay 212 niñas que siguen vivas bajo el mando de Boko Haram. A medida que pasó el tiempo, la reacción internacional derivó en recriminaciones al gobierno nigeriano, acusado de no hacer lo suficiente para hacer frente a Boko Haram. #Estado Islámico #Derechos Humanos