La Organización Mundíal de la Salud, comúnmente conocida como OMS, ha restado importancia a las preocupaciones que existen sobre la propagación del virus Zika. Todo esto mientras se están ultimando los detalles para los #Juegos olímpicos que tendrán lugar en agosto en Río y podrían ser pospuestos.

Bruce Aylward, que dirige el programa de emergencia de la OMS, dijo que estaban evaluando los riesgos, pero que no había ninguna necesidad de retrasar dichos juegos. Además, el alcalde de Río añadió que los mosquitos portadores del Zika estaban siendo erradicados.

Los científicos, en cambio, dicen que es “poco ético” seguir adelante con los Juegos Olímpicos.

Anuncios
Anuncios

Esto lo decían en una carta que también explicaba que el cuerpo de la salud mundial debería volver a orientarse en el Zika y los efectos congénitos graves a los que se les vincula.

Durante los meses de febrero a abril, #Brasil ha registrado más de 90.000 casos probables de Zika. Además, el número de bebés nacidos con defectos vinculados al Zika fueron casi 5.000 tan sólo en el mes de Abril.

El Dr. Aylward dijo que ya se estaba llevando a cabo un programa de evaluación de riesgos sobre la enfermedad y los riesgos que plantea tanto a las personas que la tienen como a los que pueden estar expuestos posteriormente.  Los expertos también han informado a la OMS sobre las consecuencias que tendría la epidemia sobre los viajes y el comercio.

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha dicho que no ve ninguna razón para retrasar los Juegos a causa de esta enfermedad que es transmitida por los mosquitos.  Aylward añadió que la información que tienen en la actualidad no impide que los juegos sigan adelante.

Anuncios

En estas declaraciones también se reiteró la advertencia de la OMS que dice que las mujeres que intentan quedarse embarazadas o que ya lo están, no deben viajar a las zonas donde está el virus Zika ni estar expuestas a las personas que han viajado allí por si han sido infectadas.

Y finalmente añadieron que “el aplazamiento de los juegos, en esta etapa, sería solamente poner en peligro la enorme inversión que los atletas y otros han hecho en la preparación”.